¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ferrari sigue sin solucionar su mayor punto débil: los neumáticos

    La gestión de las gomas se ha convertido en una parte esencial de la F1 moderna.Scuderia Ferrari

    Al tanto que Mattia Binotto se muestra optimista por la evolución del equipo en las últimas carreras, los pilotos continúan observando carencias a la hora de desenvolverse en el tráfico con unos neumáticos que cambian drásticamente su comportamiento en aire sucio.

    Para encontrar un resultado de Ferrari peor que el 6º puesto que cosechasen los italianos en la clasificación general del campeonato de constructores al término de la pasada temporada hay que remontarse al año 1980, cuando Jody Scheckter y Gilles Villeneuve no pudieron pasar de la 10º posición en la tabla tras puntuar en apenas 5 carreras de las 14 de entonces.

    Después del varapalo que se llevaron los italianos en 2020, con polémicas de unidades de potencia ilegales recortadas de por medio, la formación de Maranello ha emprendido un nuevo camino junto a Carlos Sainz y Charles Leclerc enfocado a volver a ser lo que un día fueron: una estructura que aspire a todo. Sin embargo, los pilotos confirman que aún no han encontrado la senda.

    McLaren aventaja actualmente en 15 puntos a los italianos en el campeonato de constructores.

    «No había ninguna esperanza de luchar por una victoria en Silverstone», asestó Leclerc sobre el pasado GP. «No es una situación fácil, pero hemos demostrado el gran trabajo que estamos haciendo como equipo con esta segunda posición. Ahora tenemos que seguir trabajando, porque eso es lo que queremos hacer de forma constante: pelear por la victoria. Fue genial pelear contra Lewis, pero no deberíamos esperar estar en esa posición en lo que queda de año», prosiguió.

    A pesar de encontrarse de bruces con el liderato después de que Lewis Hamilton y Max Verstappen le dejasen vía libre, el piloto monegasco no se encontró cómodo en momentos puntuales (y esenciales) de la carrera del domingo, algo que, según sus propias palabras, demuestra que aún tienen camino por recorrer.

    «Con el neumático duro no notaba que algo fuera especialmente mal, me encontré bastante bien, pero en cuanto encontraba tráfico podía percibir que el neumático era algo más frágil y sufríamos un poco más. A pesar de que estaba muy lejos, podía notar que la parte trasera ya no era tan estable como me habría gustado. Esto nos hizo perder un poco el ritmo que teníamos hasta entonces, pero en general, incluso cuando todo parecía ir bien, Lewis era sencillamente mucho más rápido que nosotros con esos neumáticos duros», explicó.

    El 16º y el 11º puesto de Leclerc y Sainz en Francia, respectivamente, supuso un antes y un después para ellos en el tratamiento de los Pirelli. «Después de Francia iniciamos una gran investigación para tratar de entender exactamente por qué tenemos tantos problemas con los neumáticos delanteros. Creo que todavía no tenemos una respuesta; sí, fuimos mucho mejor en Silverstone, pero no creo que fuera porque hayamos encontrado la clave de lo que pasó en Francia. Estoy convencido de que, en cuanto lo entendamos, daremos un gran paso adelante como equipo que nos ayudará a replicar este buen rendimiento», cerró.

    Brotes verdes

    Bien es cierto que el SF21 no es un monoplaza que se asemeje en lo que a rendimiento se refiere a los que permitieron a Michael Schumacher pelear por el campeonato al comienzo del siglo XXI. No obstante, Mattia Binotto alberga aún la esperanza de resurgir de sus cenizas tras la evolución observada.

    Binotto dejó de viajar a todos los Grandes Premios para centrarse en el trabajo en la fábrica.

    «Fue decepcionante a dos vueltas del final, pero creo que deberíamos estar satisfechos con el rendimiento en carrera y con el de todo el fin de semana», relató el máximo responsable de los bólidos rojos en los circuitos sobre el adelantamiento de Hamilton a Leclerc por el triunfo. «Después de Francia entendimos nuestros puntos débiles, y ahora llevamos tres carreras seguidas en las que hemos tenido un buen rimo en carrera, que era una de nuestras carencias al principio de la temporada».

    «Esto demuestra que, como equipo, estamos progresando, especialmente si nos fijamos en la segunda mitad de la temporada. Ahora, tras 10 carreras, tenemos 17 puntos más de los que conseguimos en toda la temporada 2020, lo que sin duda demuestra la progresión», finiquitó Binotto, deseoso de que la revolución reglamentaria de 2022 les conceda una oportunidad de volver a lo más alto.