La FIA aclara la normativa de los retrovisores montados en el Halo

  • Tras darse el visto bueno a finales del mes de abril, el organismo regulador ha tenido que precisar la normativa para evitar un uso aerodinámico.
  • Todo ello ha surgido a raíz del sistema presentado por Ferrari en el Gran Premio de España, que incluye un aletín junto al retrovisor.

La polémica surgida este pasado fin de semana durante la celebración del Gran Premio de España en relación al montaje de los retrovisores en el Halo del Ferrari SF71H, ha vivido un nuevo capítulo tras conocerse la aclaración por parte de la FIA en relación a su uso aerodinámico.

Ferrari hizo uso del permiso otorgado por el organismo regulador a los equipos para que pasaran los retrovisores del chasis al Halo, precisando que debían asegurarse de que contaban con suficiente rigidez como para no entorpecer la visibilidad del piloto. Los italianos aprovecharon dicha premisa para incorporar un aletín curvado por encima del retrovisor y, a continuación, unir ambas piezas con una varilla que garantizara la rigidez del conjunto.

Pero la FIA no ha considerado válida la explicación de Ferrari, afirmando que dicho aletín en realidad tiene como función principal servir de elemento aerodinámico, por lo que comunicó a los de Maranello que no permitiría su presencia en el próximo Gran Premio de Mónaco.

A raíz de ello, la FIA ha aclarado a los equipos algunas cuestiones relativas a los retrovisores montados en el Halo. Inicialmente, aconseja que todo diseño sea aprobado por el organismo regulador antes de ser producido e instalado y, además, cualquier elemento del mismo debe cumplir una función estructural.

Los retrovisores con aletín superior incorporado no volverán a verse y Ferrari tendrá que utilizar únicamente la carcasa del espejo anclada al Halo si quiere conservarlos en esa posición.

Así lo explica Nicholas Tombazis en una directiva técnica en la que explica que, “se acepta que los equipos diseñen legítimamente los espejos, las carcasas y los soportes para minimizar cualquier efecto aerodinámico negativo que puedan causar, creemos que los beneficios aerodinámicos deberían ser incidentales, o al menos mínimos". Para asegurarse de que es el caso, cualquier elemento debe brindar “una contribución estructural significativa al sistema de montaje. Si usa más de una instalación, se le puede pedir que lo demuestre mediante una prueba física".

Aceptamos que los equipos diseñen los espejos, las carcasas y los soportes para minimizar cualquier efecto aerodinámico negativo

Finalmente, el máximo responsable técnico de la FIA para las categorías de monoplazas precisa que, “como los criterios para determinar la elegibilidad de un montaje son en cierta medida subjetivos, estaríamos disponibles para analizar la legalidad de un nuevo diseño antes de introducirlo en una carrera, a fin de evitar desperdiciar recursos, tiempo o dinero”.

Fotos: Motor.es

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto