¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP Gran BretañaAlonso y Vettel, la rivalidad de dos colosos por el quinto puesto

    Alonso y Vettel protagonizaron en Silverstone el duelo más emocionante de lo que llevamos de temporada, reavivando una vieja rivalidad que ha ido aumentando con los años. Ambos se quejaron del otro por radio y finalmente el alemán se quedó con el quinto puesto. Después, ante los micrófonos, las diferencias se mantuvieron.

    La batalla entre Sebastian Vettel y Fernando Alonso en Silverstone duró más de diez vueltas, haciendo las delicias del público en el circuito y en sus casas. Durante la disputa, las radios de ambos ardían: Vettel se quejaba de la dureza de Alonso y el español hacía lo propio sobre la conducción del tetracampeón, excediendo los límites de la pista. Al final, un largo rato después, Vettel adelantó a Fernando y se quedó con el quinto puesto. En pista no volvieron a encontrarse, pero ambos fueron preguntados por el duelo, y ahí continuó la rivalidad, que fue de más a menos según se pasaba el calentón de la carrera.

    El bicampeón de Ferrari reiteró que Vettel había ignorado los límites de la pista para utilizar antes el DRS: “Seguramente algo de ventaja ha sacado”. El del equipo austriaco se refirió a la dureza de su rival: “Me sentí muy cerca de Alonso, tal vez demasiado cerca. Creo que quizás fue dos veces demasiado duro en la curva 6”. Sebastian, en caliente, explicó su protesta: "Cuando recibí el mensaje de que debía respetar los límites de la pista supuse que él se había quejado, suele hacerlo, así que hice lo mismo”.

    Fernando alegó problemas: “No hubo batalla. Dos vueltas antes le pregunté al equipo si nos retirábamos. Estábamos salvando gasolina, batería y con un problema en el alerón trasero”. Y posteriormente reconoció su dureza: “Yo intentaba cerrarle derecha-izquierda-derecha-izquierda, al límite de lo legal, esperaba que me diesen un toque de atención, pero era un poco de diversión”. Y, ya en frío, al declarar sobre las protestas por radio, Sebastian fue autocrítico: “Fue un poco tonto cuando ambos empezamos a quejarnos por radio sobre que el otro utilizaba el exterior de la pista".

    Luego, el asturiano reculó: "Fue una dura batalla, pero ellos merecían acabar delante. Han sido más rápidos, tanto los Red Bull como Bottas". Vettel alabó la capacidad de luchar legalmente de Fernando y quitó hierro al asunto: “Hay pocos pilotos en los que confío para tener una disputa así, pero sin duda Alonso es uno de esos pilotos. ¿Firmar la paz? Nunca hubo guerra entre nosotros”. Un desafío que dejó a David Coulthard preguntándose cómo se puede luchar tan cerca sin tocarse.

    Silverstone reavivó una vieja rivalidad que este año parecía dormida y que se ha ido forjando con los años. Pero, más allá de juegos psicológicos, los dos saben que se enfrentan a un adversario de categoría y que precisamente el talento de Vettel dignifica más las actuaciones de Alonso y al revés. Fue el mejor duelo de lo que llevamos de temporada entre dos pilotos considerados por muchos como los dos mejores de la parrilla que, sin embargo, están sometidos al dominio de Mercedes. Un enfrentamiento propio de épocas pasadas que dejó la tristeza de que el premio fuera un quinto puesto y no la victoria.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto