Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La GPDA cuenta, al fin, con el apoyo de toda la parrilla

La GPDA ha conseguido contar con el 100% de los pilotos para su asociación, la cual vela por los intereses de los mismos.

Alex Wurz, antiguo piloto de Fórmula 1, actual presidente de la GPDA, descarta el espectáculo y prioriza el deporte por encima de todo.

El rumbo que está tomando la Fórmula 1 desde la llegada de Liberty Media al poder ha suscitado numerosas reacciones al respecto, tanto a favor como en contra. La idea de convertir a la categoría reina del automovilismo en un espectáculo ambulante ha sido algo que los aficionados han apoyado desde el principio, con un producto más atractivo como resultado, pero sin embargo no todos opinan de esa forma.

La Grand Prix Driver’s Association, comúnmente conocida como la GPDA, ha velado por los intereses manifestados por los propios pilotos, que difieren parcialmente de dicho concepto de la competición, y es reseñable que recientemente hayan alcanzado el consenso entre todos sus integrantes, algo que se ha encargado de hacer público Alex Wurz, presidente de dicha federación.

La GPDA ha alcanzado la afiliación del 100% de la parrilla por primera vez en la memoria reciente y quizás en la historia

“La GPDA ha alcanzado la afiliación del 100% de la parrilla por primera vez en la memoria reciente y quizás en la historia”, señaló Wurz, añadiendo posteriormente que, como consecuencia, “ha sido un año muy bueno” en el sentido de que se les ha respetado por primera vez en su totalidad. “La Fórmula 1 está entrando en un periodo de evolución, cambio y quizás incluso en un cierto grado de confusión”.

Wurz confesó que “todos los pilotos reconocen que deben estar unidos y representados para afrontar el reto”, un trayecto en el que las decisiones conjuntas sirven de ayuda para promover los puntos fuertes del deporte, y así “prevenir cualquier política o lucha de poder comprometa su rendimiento en pista. Creen que la unidad es fundamental para el éxito del deporte”.

Wurz se encarga de poner en conocimiento las opiniones de los pilotos al resto de entidades.

El objetivo principal de la GPDA es “únicamente que el deporte permanezca siendo el centro de atención”, sin que ningún otro aspecto predomine y se acabe imponiendo sobre él, así como “que todos los involucrados en el proceso de toma de decisiones sean responsables de sus acciones y decisiones. Cualquier modificación en el deporte debería llevarse a cabo prevaleciendo el interés en él, y no la de ningún individuo. Esto es lo que une a los pilotos, esta voluntad pura de mantener la Fórmula 1 como la cima del automovilismo”.

“Consideramos que la Fórmula 1 es un deporte, no un espectáculo”. Con esa frase, Wurz resumió notoriamente los ideales que persigue la asociación de pilotos: una Fórmula 1 que no se deje llevar por las nuevas tecnologías y que se acabe convirtiendo en un espectáculo como el que presenciaron los aficionados en el Gran Premio de Estados Unidos, con una presentación de los pilotos al más puro estilo americano, una ceremonia que desconcertó a muchos de ellos, como posteriormente admitieron ellos msimos.

Consideramos que la Fórmula 1 es un deporte, no un espectáculo; un piloto se autodenomina deportista, no showman

El enclave deportivo debe guiar a los espectadores a contemplar duelos en los que los pilotos compitan de tú a tú, con carácter serio, y sin que el espectáculo oscurezca dicha batalla. “Un piloto, con toda la razón, se autodenomina deportista, no showman, porque ir más rápido y más alto sigue siendo su aspiración humana más natural. Nos encanta ver un gran deporte, y si este se integra en un espectáculo y una experiencia de carrera creados adecuadamente, supondría algo realmente bueno”.

“Si el deporte es malo, todo a su alrededor será caro, falso y poco relevante. Necesitamos competitividad en la pista, pero no crearla artificialmente”, complementó Wurz, negándose a artificios como el DRS, el cual favorece los adelantamientos que no son naturales, y tratan de solucionar el problema de los rebases entre los pilotos de manera errónea, según su punto de vista. “No podemos ser ingenuos sobre la situación en la que se encuentra la Fórmula 1, con sus reglas de gobierno tan complicadas y sus acuerdos entre varios de los accionistas principales”.

De acuerdo con Liberty

Por último, Wurz destacó que “las decisiones comerciales y las luchas de poder político han dañado el deporte lo suficiente en tiempos vulnerables durante la última década”, un hecho innegable que ha perjudicado a la imagen de la Fórmula 1 en su historia reciente, con cambios de normativa constantes y una escasa continuidad que ha favorecido a los diferentes interesados en cada momento, si bien el resto de contendientes ha tratado de aferrarse y competir. “Pero la GPDA ha dicho en repetidas ocasiones que la acción en pista debe ser mejor, con peleas más disputadas y auténticas”.

Estamos contentos de que Liberty y su equipo de investigación técnica sigan la sugerencia que hicimos hace un año

No obstante, entre los integrantes de la GPDA “estamos contentos de que Liberty y su equipo de investigación técnica sigan la sugerencia que hicimos hace un año”, refiriéndose a la reglamentación que ha traído a la parrilla unos monoplazas más bajos y anchos, en la búsqueda de mejorar el reporte y hacerlo más atrayente. “Deseábamos un concepto de flujo de aire menos sensible en las reglas de la aerodinámica para poder competir cuerpo a cuerpo”, una petición que los sucesores de Bernie Ecclestone han considerado positivamente y han acabado por implementar.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: Autosport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto