Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Hembery aboga por una Fórmula 1 con motores de 1.500 caballos

El exdirector de deportivo de Pirelli considera que los pilotos deben convertirse en los reyes de la competición.

Paul Hembery cree que Liberty Media debe dejar de intentar contentar a todo el mundo y empezar a actuar de acuerdo a sus convicciones.

Paul Hembery, antiguo director de competición de Pirelli, ya no pertenece a la empresa italiana y eso le permite opinar sobre una competición en la que estuvo involucrado durante mucho tiempo.

El ingeniero británico tuvo que hacer frente a un periodo convulso en el que los neumáticos fueron ampliamente criticados, pero ahora ve la Fórmula 1 desde la distancia y con mayor perspectiva. Lo que realmente hace falta es que los pilotos se conviertan en los reyes del deporte. Necesitan ser las superestrellas, porque hoy en día la gente se centra mucho en las personalidades. Habitualmente hablamos de la emoción de las carreras cuando hay lluvia o coches de seguridad con diez vueltas para terminar la carrera y ese es el mensaje”, avanzó Hembery.

El que también fuera director ejecutivo de Pirelli para Latinoamérica considera que los monoplazas deben simplificarse y buscar la espectacularidad a través de la potencia. “Simplificaría en el sentido de que conseguir potencia es barato y te proporciona un mayor reto para los pilotos. ¿Por qué no tener motores de 1.500 caballos? Seguramente no adecúa a los deseos de lo que los fabricantes quieren vender o a la tecnología del mercado, pero es una fórmula aún popular”, afirmó.

La categoría vive muy preocupada por las tendencias de la automoción comercial, pero Hembery considera que la competición debería ser un elemento de ocio, no de promoción. La F1 debería ser una válvula de escape. Por eso a mi papel en blanco añadiría más dinero para los pilotos, una superF2 con enorme potencia, menos tecnología y diez equipos rentables y con negocios viables”, dijo al respecto.

Liberty Media debe tomar el mando

Pero quien tiene el poder de cambiar todo ello es la actual gestora de la Fórmula 1: Liberty Media, que tiene en Chase Carey, Sean Bratches y Ross Brawn a sus cabezas visibles. Un trío que ha intentado sin éxito contentar a todas las partes, algo que Paul Hembery considera un error.

Si decides no hacer nada, corres el riesgo de empezar a caer gradualmente

“No puedes contentar a todo el mundo”, afirmó el británico, que cuenta con una experiencia similar al frente de Pirelli durante su paso por la Fórmula 1. “Hagas lo que hagas, habrá alguien negativo y ahí es dónde necesitas ser fuerte. Es un reto para los dueños actuales, describir tu visión, creer en ella y llevarla adelante. Si decides no hacer nada, corres el riesgo de empezar a caer gradualmente”.

Hembery lleva un tiempo disfrutando de la tranquilidad de la vida en familia tras abandonar Pirelli, pero no duda en ofrecerse para volver a la competición si se presenta la oportunidad. “He estado involucrado de diferentes formas a todos los niveles durante 20 años, siento que aún tengo algo que ofrecer. Si llega la oportunidad adecuada y alguien piensa que puedo contribuir, lo consideraré”, concluyó.

Fuente: Autosport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto