¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Manor cesa definitivamente su actividad

    Los administradores del equipo británico han mandado a casa a todos sus empleados después de que los últimos intentos para encontrar un nuevo inversor hayan fracasado.

    El equipo tira la toalla a falta de cuatro días para que se cierre el plazo.

    Con su caída, ya no queda ninguno de los cuatro nuevos equipos seleccionados por la FIA en 2009.

    En 2009, la FIA otorgó 4 nuevas licencias a equipos pequeños, para buscar llenar la parrilla con 26 coches y bajo la premisa de que estos equipos sólo tendrían que afrontar un límite presupuestario de 30 millones de euros. Nada de esto se cumplió, y uno de ellos (USF1) se quedó por el camino antes de empezar. 7 años después, ya no queda ninguno en pie. Tras el cese de operaciones de Hispania/HRT (2012) y de 1Malaysia/Team Lotus/Caterham (2014), la guadaña ha caído sobre Manor, cuya tercera versión en Fórmula 1 (tras Virgin y Marussia) ha terminado su andadura este viernes.

    Todo un invierno de trabajo en el garaje no se correspondió con la actividad económica, que llegó a un estado límite cuando el equipo entró en administración el pasado 6 de enero. La clave para garantizar la supervivencia del equipo era encontrar un comprador antes de terminar el mes. Se vinculó a varios inversores, entre ellos Ricardo Gelael, empresario indonesio que financia la carrera de su hijo Sean y de Antonio Giovinazzi en GP2, entre los interesados, y los administradores buscaron el máximo tiempo disponible, garantizando a sus empleados el pago de sus salarios este mes y consiguiendo una prerrogativa de la FIA para empezar el año con el coche de 2016.

    Sin embargo, la clave era encontrar el inversor que salvase el equipo, y ninguno ha podido proveer las garantías necesarias. Por ello, FRP Advisory (los administradores del equipo) ha tomado la decisión final de mandar a casa a la práctica totalidad de los empleados del equipo, informándoles de que no habrá comprador para el equipo, a cuatro días de que se cierre el plazo. Posteriormente, FRP Advisory ha lanzado un comunicado oficial:

    "En los últimos meses, el equipo de gestión ha trabajado sin descanso para traer nueva inversión al equipo para asegurar su futuro a largo plazo, pero por desgracia fue incapaz de hacerlo en el tiempo disponible, y no quedó más alternativa que poner a Just Racing Services (JRSL) en administración para proteger los intereses de los negocios subyacentes, y poder continuar la búsqueda de un comprador. Desde su llegada a principios de mes, los administradores de FRP Advisory han continuado trabajando (...) negociando con varias partes interesadas. Desde entonces, no se ha asegurado ninguna inversión en el limitado tiempo disponible para que el Grupo continuase en su forma actual. Sin una estructura operativa o financiera sostenible para mantener el Grupo, los administradores han cesado la actividad de JRSL y ha enviado a todo el personal a casa hoy, 27 de enero. Los 212 empleados serán pagados el 31 de enero, aunque se espera que un pequeño grupo de trabajadores sea redundante a finales de enero".

    Por su parte, el administrador de FRP Advisory, Geoff Rowley, ha lamentado el poco tiempo disponible para buscar una solución viable, así como la planeada venta del equipo a un consorcio indonesio que se quedó por el camino al término de 2016.

    "Manor es un gran nombre en el automovilismo británico, y el equipo ha hecho un gran trabajo los dos últimos años, revigorizado con nuevos dueños. Aún así, operar y gestionar un equipo de Fórmula 1 con los más altos estándares requiere una inversión continua significativa. JRSL fue puesta en administración poco después de que un intento de vender el negocio fracasase en el último obstáculo. El proceso de administración proveyó una moratoria para permitir que se intentase asegurar una solución viable a largo plazo para el equipo en un periodo muy limitado de tiempo, pero no se ha alcanzado una solución para seguir. Queremos dar las gracias a todos los empleados por su apoyo y profesionalidad en este difícil proceso. Como administradores conjuntos, nuestro objetivo inmediato será asistir a quienes han perdido su trabajo, y darles el apoyo necesario".

    El cierre del equipo aún no es definitivo, y si un inversor pudiese ofrecer las garantías suficientes en los próximos cuatro días, el equipo podría volver a funcionar, dado que Manor Grand Prix Racing, la empresa que posee la licencia para competir en Fórmula 1, no está en administración. Pero la alta improbabilidad de un suceso así a estas alturas ha hecho que el equipo inicie ya su proceso de desmantelamiento.

    Salvo que ocurra un milagro, la aventura de Manor en Fórmula 1, el equipo creado como Virgin en 2010 que pasó a ser Marussia en 2012 antes de cambiar de nombre y propietarios en 2015, que sumó tres puntos en siete temporadas con el añorado Jules Bianchi y Pascal Wehrlein, y que alineó a Timo Glock, Lucas di Grassi, Jerôme d'Ambrosio, Charles Pic, Max Chilton, Alexander Rossi, Will Stevens, Roberto Merhi, Rio Haryanto y Esteban Ocon, ya es historia.

    Fotos: Manor Racing