¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Marko: «Si se cancelan cinco carreras, se perderán 100 millones»

De izquierda a derecha, Franz Tost, Christian Horner y Helmut Marko.Red Bull Content Pool

La Fórmula 1 se mueve en terreno delicado a consecuencia de la pandemia del coronavirus que ha paralizado toda actividad.

Helmut Marko, dirigente de Red Bull Racing, afirma que las pérdidas serán cuantiosas si se siguen cancelando eventos.

Ya anticipó Liberty Media semanas atrás que, en caso de no celebrarse los Grandes Premios de China y Vietnam, las pérdidas estimadas rondarían los 80 millones de euros. Y, por el momento, ya se han cancelado los fines de semana de Australia y Mónaco, además de aplazarse los de Bahréin, Vietnam, China, Países Bajos, España y Azerbaiyán.

Ello abre una perspectiva nada halagüeña para los equipos de la parrilla, que dependen directamente de los ingresos generados por los Grandes Premios para completar su presupuesto anual, ya que cada uno recibe entre 35 y 110 millones de dólares al inicio de cada temporada en concepto de premios por participar en el campeonato y en función de su historial y rendimiento.

Dinero que mengua con cada carrera que se cancela, algo que Helmut Marko cifra en unos 100 millones por cada cinco Grandes Premios no celebrados. «Todos los equipos afrontan pérdida de ingresos. Si se cancelan cinco carreras, se perderán 100 millones. Ahora tenemos reglas estables y, al congelarlas, el coste caerá enormemente, por debajo del límite presupuestario planeado», señala.

«Queremos aprovechar nuestra oportunidad y competir por el título con Max»

Y es que, como Marko, apunta, para paliar el déficit ya inevitable de ingresos, la Fórmula 1 ha decidido aplazar el nuevo reglamento hasta 2022 y mantener el chasis y otros elementos del monoplaza de este año para el que viene, reduciendo así en buena medida la inversión. necesaria para competir en 2021.

Ahora varios equipos están ya inmersos en pleno parón obligatorio, que se adelantó y extendió a consecuencia del coronavirus. Red Bull, sin embargo, continúa funcionando hasta el 27 de marzo y espera que la situación le permita disputar el título por fin esta temporada. «Nuestra fábrica aún funciona a toda velocidad. Esperemos que después de las vacaciones de verano podamos comenzar de nuevo, queremos aprovechar nuestra oportunidad y competir por el título con Max (Verstappen)».

En lo que respecta al Gran Premio de Austria, previsto para el primer fin de semana de julio, Marko no contempla otra posibilidad que celebrarlo. «Tiene que celebrarse, nuestras actividades de marketing deberían comenzar a mediados de mayo, mantenemos todos los planes actualizados», concluye.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: Österreich

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto