¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Será el W12 tan rápido como el W11 a pesar de las nuevas reglas? Mercedes no lo descarta

    El nuevo Mercedes W12 amenaza con seguir dominando la Fórmula 1.

    Con el objetivo de ralentizar el desarrollo de los monoplazas para no comprometer la integridad de los neumáticos, la Fórmula 1 ha implementado una serie de modificaciones reglamentarias que Mercedes espera haber compensado.

    El Mercedes W11 de la temporada 2020 fue inalcanzable para todos sus rivales y, en teoría, pasará a la historia como el Fórmula 1 más rápido de todos los tiempos. Ello se debe a que en 2022 los coches serán mucho más lentos y el reglamento de esta temporada ha sufrido variaciones con la intención de ralentizar su velocidad en curva y así no comprometer la integridad de los neumáticos que, en esencia, son los mismos de 2019.

    Sin embargo, James Allison, director técnico de Mercedes, confía en que el nuevo Mercedes W12 sea capaz de proporcionar un rendimiento similar o incluso superior al de su predecesor, a pesar de las limitaciones reglamentarias.

    Vuelta a los niveles de 2019

    «Preocupaba que si no controlábamos el desarrollo de estos coches, seguiría aumentando como en temporadas anteriores, hasta un nivel en el que los coches simplemente superarían el de los neumáticos y tal vez incluso ciertos aspectos de los circuitos», admite James Allison.

    «Se ha impuesto un recorte triangular en los bordes del suelo, delante de las ruedas traseras que cuando se vea la gente pensará que no es para tanto, pero por sí solo ralentiza alrededor de un segundo por vuelta», prosigue el ingeniero británico.

    De igual modo, se han realizado modificaciones en los conductos de freno traseros, partes del difusor y en la parte delantera del suelo, alrededor de la splitter, todo ello con el objetivo de reducir la destreza aerodinámica.

    «La combinación de estos cuatro efectos en su forma más cruda, simplemente aplicada de la manera que las reglas requieren, lleva el rendimiento del coche de vuelta a los niveles de 2019», explica Allison, que confía en haber recuperado una buena parte de ese déficit con el desarrollo realizado durante el invierno.

    «Desde entonces, nuestro reto ha sido tratar de recuperar la mayor cantidad de rendimiento posible. Ha sido un viaje muy entretenido en el túnel de viento y en el CFD, tratando de asegurarnos de que recuperamos la mayor cantidad de tiempo posible».

    Fuente: Mercedes AMG F1 / Fotos: Mercedes AMG F1