¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El nuevo motor de F1 se retrasará hasta 2026: estas son sus claves

    El motor híbrido actual es demasiado complejo como para ser rentable.

    La Fórmula 1 y la FIA han determinado que no hay tiempo material para estrenar el nuevo motor en 2025, aunque comienzan a producirse avances sobre cómo será la nueva tecnología.

    Es un tema que viene de lejos, pero como siempre ocurre en la Fórmula 1, poner a los equipos de acuerdo es algo realmente complicado y esto ha acabado por obligar a la FIA y a Liberty Media a acordar el aplazamiento de la introducción del nuevo motor hasta 2026.

    Por tanto, la unidad de potencia híbrida actual seguirá vigente cuatro años más, aunque congelada y sin ningún tipo de desarrollo. Eso sí, se están produciendo los primeros avances entre las partes involucradas: la FIA, la F1, los motoristas actuales de la competición (incluido Honda), Red Bull (motorista desde el año que viene), Porsche y Audi.

    Según avanza Auto Motor und Sport, los principales oponentes a renunciar a la tecnología actual, Mercedes y Renault, comienzan a mostrarse más dialogantes, por lo que se empiezan a sentar las bases del nuevo motor de 2026.

    Adiós al MGU-H… ¿V6?

    La principal medida es la eliminación del MGU-H, el sistema de recuperación de energía asociado al turbo que es irrelevante para la automoción comercial y también extremadamente complejo y caro.

    Además, se plantea la posibilidad de pasar a un bloque estándar V6 y permitir libertad de desarrollo en la culata y la combustión, lo que conjuntamente con otras medidas reduciría el coste de cada motor a menos de un millón de dólares, es decir, más del 50% respecto al actual.

    Estos cambios reducirían la potencia del motor de combustión, algo a lo que también contribuiría la menor eficiencia energética de los combustibles sintéticos o biocarburantes, que comenzarán a introducirse el año que viene.

    Para compensar, se incrementará la potencia eléctrica -que podría llegar a rondar los 500 CV- y se eliminaría el límite de flujo de combustible, ya que con los mencionados carburantes el consumo dejaría de ser una preocupación en lo que imagen se refiere.

    Otros temas que se han puesto sobre la mesa son la posibilidad de enviar toda esa potencia eléctrica también a las ruedas delanteras, aunque no existe consenso a consecuencia de las implicaciones de peso que un sistema 4x4 implicaría.

    Del mismo modo, Red Bull pide que se incremente su límite presupuestario para desarrollar el motor desde cero -como pasaría con nuevos motoristas que decidan entrar en la F1-, pero sus competidores se niegan porque consideran que Red Bull Powertrains, la filial motorista creada por la marca austriaca, tendrá en 2026 cuatro años de experiencia con el motor actual y, por tanto, estará en igualdad de condiciones en relación al resto de participantes actuales.

    La Fórmula 1 espera presentar los primeros acuerdos en octubre. ¿Lo conseguirá?

    Fuente: Auto Motor und Sport / Fotos: Mercedes AMG F1