¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Parrillas invertidas en la Fórmula 1? Ni la FIA ni Mercedes lo apoyan

    ¿Parrillas invertidas en la Fórmula 1? Ni la FIA ni Mercedes lo apoyan
    La parrilla invertida no le parece una buena idea a Jean Todt ni a Toto Wolff.Red Bull Content Pool
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    Liberty Media ha intentado experimentar con diferentes formatos de clasificación para incrementar el espectáculo, pero ninguno de ellos ha recibido el suficiente apoyo. Y, en especial, la parrilla invertida ha propiciado un fuerte rechazo en algunos de los pesos pesados.

    La búsqueda del espectáculo entraña el riesgo de sobrepasar una línea que desvirtúe en exceso el deporte. Y, en opinión de muchos, el formato de dos carreras con parrilla invertida en la segunda es uno de esos excesos que el automovilismo no debería cometer.

    Sin embargo, es un formato utilizado en disciplinas como la Fórmula 2 y la Fórmula 3, que sirven de soporte a la categoría reina y que suelen contribuir a ofrecer carreras más movidas e impredecibles.

    «El problema es la gente de la Fórmula 1, hacer que algo cambie es casi imposible»

    Algo que, en cualquier caso, muchos no ven adecuado para una Fórmula 1 tan profesionalizada y obsesionada con ofrecer un resultado justo. «Sinceramente, no me gusta. Si todo el mundo está feliz, está de acuerdo, no seré yo quien se oponga, lo apoyaré y le daré la oportunidad», apunta Jean Todt, presidente de la FIA, al ser preguntado al respecto.

    «No creo que sea una carrera. He sido un gran oponente de la parrilla invertida en la Fórmula 3 y en la Fórmula 2», insiste el dirigente francés. «Lo que me gusta es la clasificación de la Fórmula E. Es un deporte. El más rápido sale primero, una vuelta, y la pista no está tan bien como cuando termina el último. Haría eso en la Fórmula 1. Es natural. Pero el problema es la gente de la Fórmula 1, hacer que algo cambie es casi imposible».

    Liberty Media promovió la instauración de un sistema distinto, que consistía en sustituir la clasificación del sábado por una carrera al sprint de media hora que sirviera para establecer la parrilla de la carrera tradicional de los domingos. Pero, ¿cómo se decidiría la parrilla inicial del sábado? Para ello se barajaron opciones como el resultado de la carrera anterior o la clasificación general del campeonato con determinadas posiciones invertidas.

    ¿Es pasarse de la raya enviar a los más rápidos al fondo de la parrilla en una competición como la Fórmula 1?

    «Debo decir que me gusta bastante la idea que se propuso, que fue rechazada por un equipo, de sustituir la clasificación del sábado por una carrera de media hora, sea el orden que sea, y luego utilizarla para establecer la parrilla de la próxima carrera», comenta Todt. «Creo que hubiera sido interesante verlo. Pero una parrilla invertida, no es normal, no es natural».

    En cualquier caso, con el actual Acuerdo de la Concordia, que será sustituido por uno nuevo en 2021, resulta casi imposible cambiar nada, pues es necesario un apoyo unánime por parte de todos los equipos. Todt confía en que el nuevo sistema permita una Fórmula 1 más abierta a los cambios. «Creo que la nueva gobernanza a partir del próximo año permitirá un poco más de flexibilidad. Por eso lo queríamos. Lidiar con el mundo de la Fórmula 1, créanme, es muy restrictivo, es muy difícil».

    Espectáculo, sí, pero también deporte

    Toto Wolff, director de Mercedes, tampoco es un gran fan de las parrillas invertidas, afirmando incluso que no debería modificarse el formato actual, pues es bueno. «No creo que debamos cambiar ninguno de los formatos. Otros campeonatos han tratado de cambiar formatos que históricamente han sido entendidos por los aficionados, me viene a la mente la NASCAR, y no creo que debamos jugar con eso. Esto no es porque tenga un sesgo de Mercedes. Al contrario, me gusta la variabilidad y la imprevisibilidad, y tendremos carreras que serán muy diferentes, como la de Monza».

    En opinión de Wolff, «nadie quiere un ganador que haya comenzado desde una parrilla invertida. No creo que debamos diseñar resultados extraños donde es casi imposible adelantar, sólo porque creemos que el orden jerárquico debería ser diferente».

    La línea que separa el deporte del espectáculo es a menudo difícil de determinar, pero Wolff considera que recurrir a soluciones como la parrilla invertida es ir demasiado lejos. «Esto es una meritocracia, es un deporte donde el mejor hombre y la mejor máquina ganan, y esto no es WWE (World Wrestling Entertainment), donde el resultado es completamente aleatorio. Si quieres hacer algo al azar, hagamos un espectáculo. Pero creo que el ADN central del deporte es ser un deporte y luego una plataforma de entretenimiento. No es un programa. No es un reality show y no es Gran Hermano, no creo que debamos tomar ese camino», concluye.

    Fotos: Red Bull Content Pool