¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El plan de Aston Martin para contener a un «exigente» Fernando Alonso

El plan de Aston Martin para contener a un «exigente» Fernando Alonso
Fernando Alonso sigue dando el 100% en sus últimos meses con Alpine.
David Plaza
David Plaza8 min. lectura

Aston Martin recibirá en 2023 a uno de los pilotos más mediáticos y ambiciosos de la parrilla: Fernando Alonso. Aunque Mike Krack ya sabe lo que es lidiar con un múltiple campeón del mundo en el equipo, admite que el español será un gran reto.

El proyecto de Aston Martin está muy lejos de cumplir las expectativas creadas por el propio propietario del equipo, Lawrence Stroll. Y lo cierto es que la llegada de Fernando Alonso en 2023 no va a contribuir a rebajarlas.

Todos en Aston Martin lo saben y han dejado claro en varias ocasiones que contar con el piloto español va a ser duro, pues se trata de un piloto que exige al máximo para conseguir siempre dar el 100%.

«Debido a que estos pilotos son muy exigentes, son bastante difíciles de manejar»

Pero Mike Krack acepta el reto y afirma que la incorporación de Fernando Alonso traerá más cosas buenas que malas. «Él puede empujarnos, más que un piloto que no tiene ese calibre. Tal vez sea mucho más difícil de lo que es ahora. Discutimos esto: “¿Cuáles son los pros y los contras?” Y llegamos a la conclusión de que es la decisión correcta», explica el director de Aston Martin en declaraciones a BBC Sport.

Cuando Sebastian Vettel anunció su retirada de la Fórmula 1, el equipo afincado en Silverstone comenzó a barajar opciones y Fernando Alonso fue la primera de todas, afirma Krack.

«Alonso era el candidato número 1 de Aston Martin para reemplazar a Vettel debido a su velocidad: sabes dónde está el coche; eso es lo primero. Será un desafío para nosotros. Normalmente, los pilotos con esta experiencia no tienen este deseo de ganar. Normalmente, este deseo disminuye, especialmente si ya han ganado».

«Fernando tiene esta combinación única de velocidad, hambre, motivación y experiencia. Para nosotros, es el candidato perfecto», amplía el ingeniero luxemburgués.

Aprender a manejar campeones

Mike Krack parece tener muy claro lo que debe hacer para conseguir que Fernando Alonso no se convierta en un lastre para Aston Martin: generar expectativas realistas y ser muy transparente en todo momento.

«La desventaja podría ser que si el coche que le damos no es lo suficientemente bueno, entonces sabemos que se vuelve difícil. Pero se vuelve difícil con todos los pilotos», reflexiona el ingeniero luxemburgués.

«Creemos que tener a alguien como Fernando es muy, muy importante para dar el siguiente paso como equipo. Necesitas aprender a manejar campeones, lo que ya hicimos con Sebastian. Debido a que estos pilotos son muy exigentes, son bastante difíciles de manejar», admite, antes de identificar las causas que llevan a un piloto a desconfiar de su equipo.

Mike Krack, director de Aston Martin.

«Ni siquiera diría que Sebastian es tan difícil de manejar si eres transparente, honesto y directo. Y creo que lo mismo ocurre con Fernando. Las dificultades surgen cuando las expectativas no coinciden con la realidad, o cuando no son francas. Él sabe muy bien que probablemente no ganemos la primera carrera juntos».

«Pero puede estar seguro de que lo daremos todo y escucharemos lo que tiene que decir. Y si no podemos cumplir con algo, tenemos que decirle, abierta y transparentemente: “Mira, esto no lo podemos hacer. Con todas las posibilidades, esto es lo que podemos hacer a continuación”. Creo que si tenemos este tipo de diálogo, no va a ser problemático», reitera.

Aston Martin ha querido crecer demasiado rápido

Cuando Lawrence Stroll transformó Racing Point en Aston Martin, envió un mensaje muy claro: quería marcar una era en la Fórmula 1.

Pero, de momento, lo único que ha conseguido Aston Martin son resultados mediocres y desconfianza en su potencial. Sin embargo, Mike Krack, que llegó al equipo este mismo año, parece tener claro cuál es el camino correcto para triunfar.

«Tenemos una estructura pequeña que dependía de unas pocas personas en las que pones muchos recursos financieros y creces muy rápido. Y si creces muy rápido, la estructura no puede adaptarse tan rápido. Normalmente, reduce la eficiencia si crece demasiado rápido y esto es algo que ha sucedido», lamenta Krack.

«El concepto de coche que se decidió era una dirección que, en última instancia, ofrecía un potencial aerodinámico muy alto, pero debido al porpoising nunca pudo explotarse. La razón por la que estamos mejorando es que hemos identificado las debilidades técnicas del coche y trabajamos duro para eliminarlas una tras otra, algunas en paralelo. Una es el peso del coche, otra es la retroalimentación para los pilotos y otra es el rendimiento aerodinámico», amplía con respecto al coche de este año.

Lawrence Stroll, un Alonso de la empresa

Una de las ventajas que tiene Mike Krack es que ya sabe lo que es tratar con alguien tremendamente exigente. Lawrence Stroll es conocido por ello y el luxemburgués reflexiona sobre lo que supone tener que rendir cuentas a alguien como él.

«Los medios económicos que ha puesto en este equipo le dan derecho a ser exigente. Pero no nos está presionando demasiado. Viene una vez a la semana o algo así, y quiere saber qué está pasando, cuáles son los próximos pasos, por qué hemos rendido de la manera en que lo hicimos, qué hacemos a continuación y cuál es nuestra estrategia. Y luego, después de dos horas, tiene otras cosas que hacer. No es que entre y decida cada punto, en absoluto», aclara.

Lawrence Stroll (izq.), junto a su hijo Lance y a Martin Whitmarsh.

«Está justificado darle a tu presidente una actualización al menos cada semana. También hay llamadas telefónicas, pero son más para ponerse al día. Pero, en resumen, admiro su paciencia, sinceramente. Porque el éxito no ha llegado como él quería desde el principio, y la paciencia que ha demostrado demuestra que es realista y entiende lo que está haciendo», afirma Krack.

«Cuando tienes una inyección de efectivo, el pensamiento normalmente es: “Queremos hacer más y más y más”. Y a veces lo difícil es decir: “Para, esperamos con esto y nos centramos sólo en este punto hasta que lo hayamos resuelto”. Siempre hay este dicho: “Te lanzo tres bolas, ¿cuántas atraparás?”. Probablemente ninguna. Pero si lanzo una, hay muchas posibilidades de que la atrapes. Y esta es la cuestión: concéntrate en un elemento y toma el siguiente elemento cuando hayas terminado», finaliza.

¿Podrá Mike Krack llevar al éxito al trío Fernando Alonso-Aston Martin-Lawrence Stroll?

Fotos: Alpine F1 Team | Aston Martin Racing