¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Lo que Red Bull necesita de la FIA para quedarse con los motores Honda

    ¿Seguirá Red Bull con motores Honda en 2022?Red Bull Content Pool

    Desde que Honda anunciara que al finalizar la temporada 2021 abandonará la Fórmula 1, Red Bull se ha embarcado en la búsqueda de un nuevo motor para 2022. Y Helmut Marko tiene clara su opción preferida, pero admite que debe cumplirse un requisito previo.

    El que promete ser el culebrón de los próximos meses vive un nuevo capítulo con unas declaraciones de Helmut Marko, en las que admite que la opción preferida de Red Bull para 2022 es adquirir el derecho de uso de los motores Honda, no teniendo que depender así de otros fabricantes.

    El problema es que los motores actuales son extraordinariamente caros y complicados de desarrollar, algo que Red Bull no puede asumir al no ser motorista. «Es un tema muy complejo. Tan complejo como estos motores. Nosotros favoreceríamos, siempre que las conversaciones con Honda sean positivas, que nos hagamos cargo de los derechos de propiedad intelectual y todo lo que sea necesario, para luego preparar y desplegar los motores nosotros mismos en Milton Keynes».

    «Honda es nuestra favorita. Sin embargo, estamos explorando todas las posibilidades»

    Sin embargo, para que eso suceda, debe cumplirse un requisito indispensable: que el desarrollo de los motores quede congelado al término de la temporada 2021. «Esto sólo es posible con la condición de que los motores estén congelados para la primera carrera de 2022 a más tardar. No podemos permitirnos un mayor desarrollo, ni técnica ni financieramente. Ese es un requisito previo».

    Marko no cierra las puertas a Renault

    La FIA ya ha valorado esa posibilidad en varias ocasiones, pero para 2023. De ese modo, los costes de desarrollo de un motor tan complejo se reducirían al mínimo y los equipos podrían ocuparse de comenzar a trabajar con el nuevo reglamento de motores, que entrará en vigor en 2025 o 2026.

    Con el Acuerdo de la Concordia actualmente vigente, toda modificación reglamentaria que quiera realizarse en un periodo inferior a los 18 meses previos al inicio de la temporada deben ser aprobados por unanimidad, pero el nuevo acuerdo entra en vigor en 2021 y, por tanto, podría ser posible un cambio en este sentido sin tanto apoyo por parte de los equipos.

    Independientemente de eso, la opción más factible en este momento es que Renault vuelva a suministrar motores a Red Bull, aunque Marko intenta evitar contar con un propulsor no adaptado a la filosofía de diseño de los austriacos.

    «Todos los fabricantes de motores tienen su propio equipo y eso significa que desarrollan el motor alrededor de su chasis», señala Marko. «Conseguiríamos algo a lo que tendríamos que adaptar nuestro chasis y nuestras ideas de forma secundaria, nos enfrentaríamos a una solución técnica que tendríamos que aceptar. Por eso la solución de Honda es nuestra favorita. Sin embargo, estamos explorando todas las posibilidades».

    Mercedes ya aclaró recientemente que no suministrará motores a más equipos, mientras Ferrari ha dejado la sombra de la duda. Renault estaría obligado por reglamento y, a pesar de la traumática separación de 2018, Marko no descarta un reencuentro. «De acuerdo con el reglamento de la FIA, cada fabricante de motores se ha comprometido a suministrar a otros equipos. Un matrimonio forzado feliz no es un problema para nosotros», concluye.

    Fotos: Red Bull Content Pool

    Fuente: Sport1

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto