¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Red Bull prepara el terreno: «Renault ha cambiado, las cosas están avanzando»

    Red Bull prepara el terreno: «Renault ha cambiado, las cosas están avanzando»
    Cyril Aboteboul y Christian Horner podrían tener que estar condenados a entenderse.Red Bull Content Pool
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    En medio de múltiples supuestos y especulaciones, Red Bull comienza a diseñar un plan para encontrar un nuevo motorista que supla la marcha de Honda. Y parece que todos los caminos apuntan en dirección a Renault.

    Lo cierto es que puede parecer inverosímil, pero el rencor en la Fórmula 1 no tiene cabida cuando se interponen los intereses económicos y deportivos. Por eso, cada vez parece menos descabellado que Red Bull y Renault vuelvan a encontrarse en 2022.

    Y Christian Horner es consciente de ello, por lo que ya ha comenzado a preparar el terreno ante una posible reconciliación -forzada, eso sí- entre dos marcas que vivieron momentos gloriosos entre 2010 y 2014, pero que se separaron tormentosamente en 2018.

    Pocas opciones

    Y es que, tras la apuesta fallida por Honda, Red Bull se ve sin motor para dar la bienvenida al nuevo reglamento de 2022, encontrando además que las opciones son escasas. Por un lado, no es probable que Mercedes y Ferrari den su brazo a torcer respecto a suministrar con motores en igualdad de condiciones a un directo rival.

    Por otro, optar por la vía de desarrollar un motor propio es muy atractiva, pero extremadamente compleja y peligrosa desde el punto de vista financiero, logístico y deportivo.

    «Necesitamos claridad para fin de año»

    Así las cosas, la opción más sencilla es recurrir a Renault, que al ser el equipo con menos clientes (de hecho en 2021 no tendrá ninguno), está obligado por reglamento a suministrar a un equipo que se lo solicite. Cyril Abiteboul ya admitió que no se opondría si Red Bull así lo hacía y ahora Christian Horner ha ofrecido su postura al respecto.

    «Ahora debemos empezar a pensar en un socio de motores para 2022», comienza exponiendo el director de Red Bull. «Necesitamos claridad para fin de año. Por supuesto que tenemos que considerar todas las posibilidades, todas las opciones. Pero al final, el Sr. Mateschitz debe decidir cómo proceder. Es importante para nosotros tener suficiente poder para desafiar a Mercedes en los próximos años».

    Luca de Meo tomó el control del Grupo Renault recientemente y ha reforzado el proyecto de Fórmula 1, que desde 2021 pasará a representar a la submarca del grupo, Alpine. Algo que a Horner le hace ver las cosas de otro modo. «Por supuesto que entiendo por qué la gente asume que hablaremos con Renault. Desde la separación, Renault ha cambiado. La nueva directiva trae mucho viento fresco y algunos cambios. Las cosas están avanzando», afirma.

    El motor Renault ha mejorado mucho en las dos últimas temporadas.

    Cierto es que el motor Renault está en mejor forma que nunca, ofreciendo una fiabilidad y rendimiento similares al de Mercedes y superiores al de Ferrari y Honda. Pero, ¿existe la opción de que un nuevo fabricante se una a Red Bull?

    «El coste de incorporar un nuevo fabricante a bordo bajo las regulaciones actuales es simplemente demasiado alto», zanja Horner. «Así que no habrá un nuevo fabricante hasta que un nuevo motor, posiblemente en 2026, salga al mercado. Los costos de desarrollo son enormemente altos».

    «La FIA y Liberty tienen que controlar esto», prosigue el británico. «Han hecho un buen trabajo en el chasis. Ahora necesitamos motores homologados y también necesitamos límites presupuestarios para las unidades de potencia».

    ¿Puede marcharse Max Verstappen?

    Otro problema derivado de la marcha de Honda podría ser que Max Verstappen se marche de Red Bull. Meses atrás, Helmut Marko afirmó que sólo un motor competitivo mantendría al neerlandés en nómina, pero Horner asegura que el contrato, que le vincula hasta 2023, no incluye cláusulas relacionadas con el motor.

    «No hay tal cláusula en su contrato», asegura Horner. «Los contratos entre el piloto y el equipo son privados, pero no hay una cláusula relacionada con el motor en el contrato de Max. Es competitivo. Se siente muy cómodo en el equipo y cree firmemente en el programa de Honda».

    Además, Horner está seguro que Honda ofrecerá un motor competitivo el año que viene y que lo que ocurra en 2022 está aún demasiado lejos como para especular. «Creo que Max también ve que Honda ha adelantado el motor de 2022 a 2021. Eso es alentador, por supuesto. Así que daremos otro paso adelante el año que viene. Está entusiasmado con esto y todavía le queda un largo camino por recorrer hasta 2022», concluye.

    Fuente: Servus TV / Fotos: Red Bull Content Pool | Renault F1 Team