¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes y Ferrari contestan a la pregunta del millón: ¿motores para Red Bull?

    Mercedes y Ferrari contestan a la pregunta del millón: ¿motores para Red Bull?
    Mercedes no está por la labor... y Ferrari probablemente tampoco.
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    El título del culebrón estrella de los próximos ya ha quedado definido: ¿qué motor llevarán Red Bull Racing y Scuderia AlphaTauri a partir de 2022? Mercedes descarta totalmente dicha posibilidad, mientras Ferrari pide una petición formal para pensarlo.

    Todos los caminos llevan a Renault. O casi. Y es que, tras la confirmación oficial por parte de Honda de su marcha de la Fórmula 1 a finales de 2021, Red Bull y AlphaTauri tienen que encontrar un nuevo proveedor de motores o encargarse de desarrollar el suyo propio.

    Pero esa posibilidad es remota, pues aunque los japoneses se han ofrecido a ceder su tecnología, el riesgo que supondría que Red Bull se convirtiera en motorista sería enorme y a todos los niveles. Desde lo económico a lo deportivo.

    «Estamos casi en un estado en el que no podemos fabricar unidades suficientes para todos nosotros»

    Por eso el primer escenario a explorar es conseguir que uno de los actuales fabricantes acceda a suministrar motores a estos dos equipos, algo que Renault ha aceptado hacer, aunque sólo porque el reglamento obliga al motorista con menos clientes, como es el caso de los franceses.

    Y, en lo tocante a Mercedes, Toto Wolff ha sido tajante al respecto y ha negado que sea posible ver un Red Bull-Mercedes en 2022. «La principal razón es que estamos suministrando a cuatro equipos, incluyéndonos a nosotros (en 2021 serán Aston Martin, Williams y McLaren, además del equipo oficial de Mercedes)».

    «Estamos casi en un estado en el que no podemos fabricar unidades suficientes para todos nosotros, por lo que no hay capacidad«, afirma Wolff. «Pero no tengo ninguna duda de que Helmut (Marko) tendrá un Plan B, como dijo, y probablemente no necesite depender de ninguno de los proveedores actuales».

    Ferrari se hace de rogar

    ¿Y que hay del último en discordia? Ferrari no cierra la puerta, pero Mattia Binotto afirma que no se plantearán nada mientras Red Bull no solicite formalmente el suministro de sus motores.

    «Es algo que tenemos que empezar a considerar ahora, no lo hemos decidido», apunta el director de Ferrari. «Creo que dependerá de que Red Bull nos pida un suministro. Son un gran equipo, sin duda, y creo que suministrarlos también significa que se requiere mucha energía».

    Si bien Red Bull afirma tener tiempo para valorar todas las opciones, Binotto no piensa lo mismo y considera que Ferrari necesitaría prepararse ya, en caso de ser finalmente el proveedor de Red Bull y AlphaTauri, pues además la firma austriaca ha descartado elegir diferentes motoristas para cada equipo.

    «Hay muy poco tiempo porque tenemos que organizarnos», afirma Binotto. «2022 está cerca y, de alguna manera, fue una noticia repentina lo de Honda y ahora debemos considerar algo que no estaba en consideración hace unos días. Pero es algo con lo que debemos tomarnos un tiempo para pensar y tomar una decisión».

    Es muy posible, por tanto, que todos los caminos acaben en Viry-Chatillon, localidad francesa en la que se encuentra la sede de motores de Renault.