¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Renault avisa del alto coste de los motores de 1000 cv

La intención de los equipos punteros es dirigir la Fórmula 1 hacia los motores de 1000 caballos, que podrían llegar a la Fórmula 1 en 2017. Renault se muestra favorable, pero avisan de que los altos costes que esas unidades de potencia requieren pueden hacer imposible el pago para las escuderías pequeñas.

La Fórmula 1 sigue encaminada hacia los propulsores de 1000 cv y el Grupo de Estrategia (formado por la FIA, FOM y los equipos más poderosos) decidió la pasada semana continuar progresivamente el aumento de potencia hasta alcanzar las cuatro cifras en 2017. Sin embargo, son ya varias las voces que advierten del gasto que eso supondría y de los problemas que las escuderías tendrían para pagarlo. El director técnico de Williams ya mostró su preocupación, y ahora es uno de los cuatro suministradores de motores el que expresa su duda. Concretamente Renault, que este año únicamente está ligado a Red Bull y Toro Rosso.

Los equipos consideran que los 1000 caballos pueden alcanzarse simplemente restringiendo el flujo de combustible y permitiendo que se utilice más. Cyril Abiteboul, director de Renault Sport, señaló a Autosport que eso supone cambiar muchas partes del motor, algo que sería muy caro: "Hay que hacer algunos cambios drásticos, sobre todo en la distribución de combustible, y eso ya es un tema diferente, más complejo. Hay que cambiar algunos componentes internos del ICE, y si necesitas cambiar eso también necesitarás cambiar el tamaño de las baterías y la MGU. Se debe ser cuidadoso porque hay que cambiar toda la unidad de potencia".

¿Podrán las escuderías asumir los gastos? Abiteboul tiene dudas: "Escucho a los equipos pequeños e independientes que no pueden pagar tanto por la unidad de potencia actual y al mismo tiempo se pretende añadir unos 200 cv, ¿cómo se conecta eso? Personalmente me encantaría, pero se necesita a alguien que pague eso". Así, Renault se posiciona a favor del aumento de potencia, pero advierte de que la situación financiera que atraviesa la Fórmula 1 no es la ideal para cambios tan grandes.

El francés estaría encantado de ver monoplazas soportando 1000 cv, pero es cauteloso: "Si usted puede encontrar a alguien capaz de pagarlo, me encantaría verlo. Me encantaría ver a los coches actuales y los pilotos actuales teniendo que lidiar con 1000 caballos. Pero no hay una manera fácil y barata de conseguir eso con la normativa vigente". Los equipos seguirán discutiendo los cambios sobre los propulsores a finales de este mes.

Fuente: Autosport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto