¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP AustriaSainz, positivo a pesar del alerón dañado: «El coche fue parecido a los test»

    Sainz, positivo a pesar del alerón dañado: «El coche fue parecido a los test»
    Austria fue finalmente el escenario del primer Gran Premio del año.
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz3 min. lectura

    Puesto que la primera gran actualización del monoplaza del futuro piloto de Ferrari llegará más o menos en Silverstone, tal y como él mismo ha confirmado, Sainz ha destacado el buen comportamiento que ha mostrado el MCL35 en la pista austriaca.

    La ‘agresiva’ nueva normalidad que apuntaba Carlos Sainz en la jornada del jueves después de comprobar de primera mano las exhaustivas medidas adoptadas por la FIA y la Fórmula 1 en el Red Bull Ring contrastó con lo que deparó el volver a la pista varios meses después de subirse por última vez a su MCL35 naranja papaya. Tantas ganas tenía el madrileño de pilotarlo de nuevo que no pudo evitar soltar un mensaje de «esto es rápido» en repetidas ocasiones ya en su primera vuelta en los Libres 1.

    En lo referente a la jerarquía de la parrilla, todo hace indicar que lo que se vio en la pretemporada invernal se parecerá en gran medida a lo que depare la sesión de clasificación del sábado y la carrera el domingo: con Mercedes imparable al frente, una Racing Point que ha asustado aún más en estos primeros compases será el «rival a batir», puesto que Ferrari parece lejos del ritmo de las flechas negras y Red Bull aún no ha hecho acto de presencia por diversos problemas.

    Contento tras unos Libres 1 realmente gratificantes, puesto que se llegó a aupar hasta la cuarta plaza finalmente a poco más de 6 décimas del poleman virtual, Sainz confiesa que su monoplaza ha mostrado «un ritmo decente», similar a los test, lo que él mismo cataloga de «buenas noticias» para comenzar. «Estamos empezando a ver mejor quién es más fuerte, mañana veremos qué pasa», agregó el #55.

    «Ha sido un primer viernes positivo para el equipo», continuó Sainz. «Ha sido genial volver al coche; en el día de hoy hemos afrontado varios desafíos, algunas bananas amarillas que han dañado el alerón delantero cuando no esperábamos que se dañara, así que va a ser un reto para el resto del fin de semana», añadió. A la espera de que la sesión de clasificación ordene a los equipos ya con fuego real, las esperanzas de McLaren por dar guerra en la zona media de la parrilla se mantienen intactas por el momento, con un ojo en Renault además de los ‘Mercedes rosa’.

    Fotos: McLaren