Motor.es

Tom McCullough: Aston Martin es «brutal consigo mismo», pero huye del «resultadismo»

Aston Martin ha finalizado en una discreta quinta posición del campeonato de constructores tras llegar a luchar por la segunda posición. Mike Krack y Tom McCullough han analizado la temporada, afirmando que nadie es más autocrítico que ellos.

Tom McCullough: Aston Martin es «brutal consigo mismo», pero huye del «resultadismo»
Aston Martin ha brillado mucho en ocasiones, pero el balance global es menos lustroso.

6 min. lectura

Publicado: 04/12/2023 13:30

Para muchos, la temporada 2023 de Aston Martin ha sido decepcionante si se tiene en cuenta cómo comenzó y cuál ha sido la posición final del equipo en el campeonato de constructores.

Sin embargo, en el seno de la estructura con sede en Silverstone no están tan de acuerdo y consideran que la campaña ya finalizada permite sacar conclusiones positivas.

El análisis de Mike Krack

En una campaña en la que, tras conseguir seis podios en los primeros ocho Grandes Premios -todos ellos a cargo de Fernando Alonso-, el sueño de lograr el subcampeonato tomó forma, el quinto puesto final sabe a poco.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Pero Mike Krack, director de Aston Martin, considera que «no es una decepción, porque tienes que ser realista sobre dónde estás. Empezamos el año en una muy buena posición, pero también tenemos que analizar por qué hemos estado en esa posición».

Lance Stroll, a bordo del Aston Martin AMR23 en el circuito de Yas Marina.

El ingeniero luxemburgués cree que la posición inicial de su equipo fue ficticia, ya que equipos como Ferrari y Mercedes no mostraron su verdadero potencial en el primer tercio de la temporada.

«Si realmente analizas eso y eres realista sobre dónde estás, entonces no puedes sentirte decepcionado», insiste Mike Krack. «Nos sorprendió, y creo que todo el mundo se sorprendió, que algunos equipos no empezaran la temporada como esperábamos. Y luego, evolucionando, regresaron a una posición más natural».

Esto lleva a pensar a Mike Krack que, «desde ese punto de vista, creo que sería un error decir que esta (última) parte (de la temporada) es una decepción».

Eso sí, el máximo dirigente del equipo de Silverstone admite que el ritmo de desarrollo del monoplaza a lo largo de la temporada no ha sido el idóneo. «Es algo en lo que sabemos que tenemos que trabajar para el futuro, si queremos convertirnos en un equipo más fuerte. Pero creo que no sería correcto calificarlo como una decepción», insiste.

Autocrítica «brutal» en Aston Martin

Tom McCullough, director de rendimiento de Aston Martin, también ha reflexionado acerca de lo sucedido este año con el equipo británico.

El ingeniero considera que, si bien Aston Martin es muy autocrítico con su situación real en la competición, también evita dejar llevarse por los resultados, tanto los buenos como los malos.

«Creo que también somos brutales con nosotros mismos», comienza afirmando Tom McCullough. «Estamos más centrados en comprender y analizar los datos que en ser resultadistas. Porque si estás demasiado dirigido por los resultados, te pierdes, realmente, en este juego».

Tom McCullough, director de rendimiento de Aston Martin.

Y, como ejemplo, McCullough pone el Gran Premio de Australia. Una carrera en la que Fernando Alonso terminó tercero, sumando con ello el tercer podio consecutivo.

«En Melbourne terminamos tercero y cuarto, así que puedes decir bien hecho, palmadita en la espalda. Pero éramos claramente el cuarto equipo más rápido en ese circuito. Y esa fue la tercera carrera. Así que echamos un vistazo a todos esos datos, entendimos por qué», argumenta Tom McCullough.

El ingeniero británico explica que tras cada Gran Premio se realiza un análisis exhaustivo de todo lo ocurrido, dejando en un segundo plano el resultado. Esto, posteriormente, sirve para trazar el camino correcto a la hora de desarrollar el monoplaza.

«Todo eso es parte de la alimentación del desarrollo del coche. Esa es la realidad, realmente somos brutales después de la carrera. No importa el resultado que tengamos, es así. ¿Dónde estábamos bien? ¿Dónde estábamos mal? ¿En qué tenemos que trabajar?», zanja McCullough.

Sin embargo, en 2023 este método de trabajo no ha dado los resultados esperados, ya que el Aston Martin AMR23 no ha evolucionado según lo esperado.

Durante muchos meses, el objetivo fue mejorar la velocidad punta a través de un DRS más eficaz. Sin embargo, el monoplaza acabó perdiendo sus puntos fuertes sin llegar a resolver las debilidades. ¿Conseguirá Aston Martin mejorar en este sentido con el nuevo monoplaza?

Fotos: Aston Martin F1

Compártela en:

Pixel