¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP Brasil[Vídeo] GP F1 Brasil 1983: la carrera en la que nadie fue segundo

El GP de Brasil de 1983 registró una anomalía inédita. Ganó Nelson Piquet y Niki Lauda fue tercero. ¿Y el segundo? No hubo: Keke Rosberg, que llegó a subir al podio, fue descalificado, pero la clasificación no se modificó y nadie recibió esos seis puntos.

El Williams FW08C de Keke Rosberg. Foto: Wikimedia Commons.

El Mundial de 1983 arrancó en Jacarepaguá, sede por tercera vez del Gran Premio de Brasil. Era el amanecer de la era del fondo plano, tras la abolición del efecto suelo y las faldillas. Un año que se presumía iba a ser el de la confirmación del poderío turbo, representado por Renault, Ferrari y Brabham-BMW, pero en el que el venerable Cosworth DFV aún disfrutaría de momentos estelares.

El primero llegó cuando, de forma inesperada, Keke Rosberg, campeón en 1982, se hizo con la pole tras superar (por algo más de una décima) al Renault de Alain Prost y al resto de la armada turbo. Al finlandés, el liderato sólo le duró hasta la sexta vuelta, cuando fue adelantado sin miramientos por el Brabham de Nelson Piquet para jolgorio de la afición brasileña.

El campeón en título entró en boxes para repostar en la vuelta 28. De repente, brotaron llamas del habitáculo y Keke se bajó del coche como alma que lleva el diablo. Sofocado el fuego, volvió a montarse en su monoplaza y se lanzó a una furiosa remontada que le llevó al segundo puesto tras adelantar al McLaren de Niki Lauda a diez vueltas del final.

Rosberg cruzó la meta por detrás de Piquet y llegó a participar en la ceremonia del podio, pero poco después llegó la noticia de su descalificación. El motivo: al finalizar su accidentado repostaje, los mecánicos de Williams le empujaron para que pudiera reintegrarse a la carrera. Curiosamente, no se modificó la clasificación y, oficialmente, el Gran Premio no tuvo segundo clasificado.

Era la segunda vez consecutiva en la que Keke perdía el segundo puesto en Brasil. Un año antes, sufrió la misma suerte al descubrirse que su Williams (como el Brabham de Nelson Piquet) contaba con un depósito de agua de gran capacidad, supuestamente para refrigerar los frenos, que por reglamento se podía rellenar al término de la carrera y que en la práctica permitía disputar el Gran Premio sin cumplir con el peso mínimo reglamentario.

Fotos: Wikimedia Commons

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto