¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP Abu DhabiEl vídeo de los dos momentos que le dieron el Mundial a Verstappen

    El vídeo de los dos momentos que le dieron el Mundial a Verstappen
    El electrizante final que le dio el título mundial a Max Verstappen (con permiso de los comisarios).
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    Max Verstappen se ha proclamado campeón del mundo de Fórmula 1 tras vencer en el Gran Premio de Abu Dhabi. Su triunfo se basó en dos momentos concretos, uno a falta de cuatro vueltas para el final y otro en el último giro.

    A falta de ver lo que ocurre finalmente con las dos protestas que Mercedes ha presentado a los comisarios, Max Verstappen es el nuevo campeón del mundo de Fórmula 1.

    Y ello gracias a una carambola que se ha producido a falta de cuatro vueltas para el final y que le ha permitido reducir a cero la desventaja que el neerlandés tenía con Lewis Hamilton en ese momento de la carrera, además de permitirle parar en boxes para colocar neumáticos blandos nuevos.

    Todo ha comenzado con un accidente protagonizado por Nicholas Latifi, que en ese momento disputaba posición con Mick Schumacher. «Estaba peleando con Mick y me fui un poco ancho, es parte de las carreras y son cosas que pasan», decía el canadiense de Williams.

    «Los neumáticos estaban muy sucios tras salirme de pista, me faltaba agarre, he intentado mantenerme detrás e intentar adelantarle, pero he cometido un error y me he ido contra el muro. Una pena terminar la temporada así», finalizaba Nicholas Latifi.

    Esto hizo que la dirección de carrera decretara el el ingreso en pista del coche de seguridad, lo que ha permitido a Verstappen enjugar los 12 segundos de desventaja que tenía en ese momento. Además, como Sergio Pérez rodaba muy lejos de él, podía permitirse parar en boxes para colocar los neumáticos blandos nuevos y colocarse en clara superioridad respecto a Lewis Hamilton.

    El adelantamiento

    Así las cosas, dirección de carrera decretaba el relanzamiento de la prueba con sólo una vuelta para terminar. Lewis Hamilton era primero con neumáticos duros muy gastados y Max Verstappen segundo. Sólo un milagro como el que había beneficiado a su oponente antes podía salvar al de Mercedes.

    Pero, en lugar de eso, Max Verstappen se lanzó a por todas en la última vuelta, superando a Lewis Hamilton en la curva 5 y aguantando su ataque posterior en la 9 tras un pequeño error del neerlandés en la 6 que permitió al de Mercedes coger el rebufo en la recta.

    Una vez conseguido, el Max Verstappen sólo tuvo que cruzar la meta y coronarse campeón del mundo de Fórmula 1 por primera vez tras un electrizante e inesperado final.