¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Wolff, harto de las excusas de Binotto sobre el motor Ferrari: «Otra historia de mierda»

    Wolff, harto de las excusas de Binotto sobre el motor Ferrari: «Otra historia de mierda»
    Toto Wolff no se cree las explicaciones de Mattia Binotto.Mercedes AMG F1
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    El acuerdo privado entre la FIA y Ferrari sigue levantando ampollas en el paddock y Mercedes no deja escapar la ocasión de criticar la medida y las explicaciones que Mattia Binotto da a la prensa para justificar el bajón de rendimiento del motor italiano.

    En una de las decisiones más polémicas de los últimos años, la FIA atajó el superior rendimiento de los motores Ferrari a través de un acuerdo privado alcanzado con los italianos, afirmando que tenía sospechas de trampas, pero que no contaba con suficientes datos para demostrarlas.

    Así las cosas, el resto de equipos y motoristas se han mostrado indignados repetidamente ante lo que consideran una falta de transparencia escandalosa, pidiendo una sanción pública y argumentada en lugar de un acuerdo privado que limite el rendimiento de Ferrari.

    «Dimos un salto sustancial en el rendimiento porque algunos competidores nos empujaron a un nuevo nivel, es irónico»

    Así está siendo, sin embargo, pues Ferrari ha perdido mucha potencia en el motor este año, algo que el propio Mattia Binotto ha admitido, señalando a las directivas técnicas aclaratorias emitidas por la FIA meses atrás; un proceso habitualmente utilizado en la Fórmula 1 cuando el reglamento plantea dudas acerca de su interpretación.

    No cuela

    Sin embargo, Toto Wolff rechaza por completo la argumentación del director de Ferrari, pues considera que la realidad del bajón del motor italiano obedece al acuerdo con la FIA y no a un ajuste del mismo tras las directivas técnicas.

    «Otra historia de mierda, directivas técnicas», exclama un molesto Toto Wolff. «Hay un reglamento claro sobre los motores. Hubo aclaraciones en Austin (2019), lo que está permitido hacer o no, lo cual era importante, pero nada que fuera de ninguna manera sorprendente porque si cumplías con las regulaciones eso estaba claro de todos modos».

    Lo curioso de todo ello es que la supuesta ilegalidad de Ferrari motivó a Mercedes a mejorar aún más su motor, lo que para 2020 ha provocado que los alemanes vuelvan a ser los claros referentes y disfruten de un nivel de potencia fuera del alcance del resto de motoristas.

    «Creo que la ironía de la historia es que algunos de nuestros competidores nos empujaron a niveles absolutamente nuevos», señala Wolff, pensando en Ferrari. «El año pasado casi nos agotamos, desarrollando e innovando para ser competitivos. Y aquí estamos, creo que dimos un salto sustancial en el rendimiento de 2019 a 2020 porque necesitábamos hacerlo, y eso es me parece un poco irónico», concluye.

    Fotos: Mercedes AMG F1