¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La FIA llega a un «acuerdo» privado con Ferrari relativo a su motor

    Charles Leclerc, a bordo del SF1000 en los test de Barcelona.

    La formación liderada por Mattia Binotto ha cerrado un pacto con el órgano que rige la Fórmula 1 relativo a su unidad de potencia.

    El equipo de Charles Leclerc y Sebastian Vettel fue acusado de quebrantar la normativa el año pasado.

    La polémica surgida el año pasado que apuntaba a que los italianos hacían uso de su unidad de potencia de una forma no demasiado legal, según el resto de equipos de la parrilla, fue una de las comidillas del paddock que se hizo más latente cuando Ferrari mostró una gran superioridad en cuanto a velocidad en las rectas en ciertos puntos de la temporada.

    En el Gran Premio de Estados Unidos, Ferrari sufrió un bajón acusado que llegó tras una fervorosa queja proveniente de Red Bull. Max Verstappen no titubeó al afirmar que «eso pasa cuando dejas de hacer trampas», insinuando que la FIA había prohibido definitivamente a los de Maranello seguir sacando partido de una irregularidad en el reglamento. Finalmente, en el mes de noviembre, la Federación zanjó la polémica añadiendo un segundo caudalímetro para 2020, del cual tan sólo ellos pueden extraer los datos, y no los equipos.

    «Los detalles de dicho acuerdo permanecerán entre ambas partes»

    En el último día de test de la pretemporada invernal, la FIA ha publicado un comunicado en el que desvela que ha llegado a un acuerdo junto a Ferrari del que no desvelaran los detalles. «La FIA anuncia que, tras unas exhaustivas investigaciones técnicas, ha concluido su análisis del funcionamiento de la unidad de potencia de Scuderia Ferrari en Fórmula 1 y ha llegado a un acuerdo con el equipo. Los detalles de dicho acuerdo permanecerán entre ambas partes», reza dicho comunicado.

    «La FIA y la Scuderia Ferrari han acordado una serie de compromisos técnicos que mejorarán la monitorización de todas las unidades de potencia de la Fórmula 1 de cara a las próximas temporadas, así como ayudarán a la FIA en otras obligaciones reglamentarias en Fórmula 1 y en sus actividades de investigación sobre las emisiones de carbono y los combustibles sostenibles», concluye.

    Fuente: FIA / Fotos: Motor.es