¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Se puede adelantar por la derecha?

    Todo lo que necesitas saber sobre adelantar.

    La maniobra de adelantamiento hay que llevarla a cabo con seguridad, y hay una serie de normas que recogen bajo qué circunstancias podemos hacerla, y bajo cuáles no. ¿Se puede adelantar por la derecha? El Reglamento de Tráfico nos responde la duda.

    El adelantamiento es un momento crítico durante la circulación porque, aunque puede parecer una maniobra sencilla, en realidad encierra ciertos riesgos. La anticipación es clave, como para cualquier otra maniobra durante la conducción, y para ello la señalización correcta es fundamental. Pero, por supuesto, hay que conocer también cuándo y cómo podemos adelantar al resto de usuarios de la vía.

    El Reglamento de Tráfico de la Dirección General de Tráfico nos puede sacar de cualquier duda respecto a la circulación por la vía pública. Y una de ellas, más frecuente de lo que a priori podríamos imaginar, es la que nos ocupa: "¿Se puede adelantar por la derecha?" Para saberlo, como avanzábamos, basta con echar un vistazo a la normativa para conocer con precisión cómo y cuándo es posible adelantar.

    La anticipación y señalización son las claves del adelantamiento.

    ¿Se puede adelantar por la derecha a otros coches?

    Según el Reglamento de Tráfico, el adelantamiento se tiene que realizar por el lado izquierdo al vehículo al que se pretenda adelantar. Ahora bien, hay que matizar, porque de manera excepcional se puede adelantar por la derecha siempre y cuando exista el espacio suficiente, y en caso de que el conductor del otro vehículo haya señalizado que va a hacer un cambio de dirección a la izquierda, o bien está señalizando una parada en ese lado.

    En estos casos que comentábamos anteriormente sí, podremos adelantar por la derecha, pero tendremos que adoptar la máxima precaución. Además, dentro de poblado también está permitido adelantar por la derecha, pero solo cuando las condiciones de la vía nos lo permitan. Y en este caso, cuando no se ponga en riesgo la integridad del resto de usuarios de la vía y, por supuesto, cuando no se altere el orden normal de la circulación.

    Sin importar la situación en la que se lleve a cabo el adelantamiento, igual que por la izquierda, debemos hacer la señalización oportuna de la maniobra de desplazamiento lateral advirtiendo al resto de usuarios de la vía con el intermitente oportuno; y del mismo modo, tenemos que tener la suficiente antelación como para evitar riesgos en la circulación, y llevando a cabo la habitual comprobación de que la maniobra se puede hacer con seguridad, así como reconociendo que se puede hacer porque hay el espacio suficiente para la maniobra.

    Siempre hay que señalizar la maniobra de adelantamiento, aunque se haga por la derecha.

    Sí puedes adelantar por la derecha, pero no en todas las circunstancias

    En cualquier tipo de adelantamiento está prohibido hacer la maniobra sobre otros vehículos que ya estén efectuando una maniobra de adelantamiento. Siempre debemos hacer los adelantamientos con rapidez y con la suficiente aceleración para poder volver al carril de sentido propio lo antes posible, de tal modo que los riesgos se minimicen.

    Por otro lado, en cualquier tipo de adelantamiento tendremos que alcanzar una velocidad superior a la del vehículo que se vaya a adelantar. Esto quiere decir que podemos superar en un máximo de 20 km/h la velocidad máxima genérica de la vía por la que estamos circulando; pero si existe un límite específico para este tramo, entonces no podremos superarlo para ejecutar la maniobra de adelantamiento.

    Y en el caso de que alguien esté tratando de adelantarnos, la normativa de tráfico nos obliga a los conductores a facilitar esta maniobra ciñéndonos al borde derecho de la calzada. No obstante, si vamos a hacer un cambio de dirección a la izquierda tenemos una excepción en esta puntualización de la maniobra y, por supuesto, está prohibido acelerar o realizar cualquier tipo de maniobra que dificulte o impida que seamos adelantados.

    Sí hay situaciones en las que puedes adelantar por la derecha, pero no siempre.

    Atención, porque hay situaciones en las que no puedes adelantar por la derecha y tampoco por la izquierda

    Tratando sobre la maniobra de adelantamiento, de forma más general, debemos tener en cuenta que en las intersecciones, a excepción de las rotondas, está prohibido el adelantamiento. Y si tenemos que adelantar por la derecha, nos aseguraremos de que exista una señal de tráfico, dentro de la intersección, que marque de forma expresa esa prioridad dentro de la vía.

    Del mismo modo, tenemos prohibición de adelantar en túneles, pasos inferiores y tramos de la vía en los que únicamente exista un carril dedicado a cada sentido. También, fuera de poblado, la maniobra de adelantamiento a animales, peatones y tractores se tendrá que realizar ocupando una parte o la totalidad del carril contiguo, guardando siempre una distancia de seguridad de 1,5 metros, y siempre y cuando las condiciones de la vía nos permitan la maniobra.

    La normativa de circulación también nos indica que podemos hacer el adelantamiento a ciclistas incluso cuando haya una línea continua, pero respetando las reglas de seguridad. Esto quiere decir que reduciremos la velocidad para no provocar que el ciclista pierda el equilibrio, señalizaremos la maniobra con el oportuno intermitente y manteniendo 1,5 metros de distancia de seguridad siempre, y volveremos al carril de sentido propio tan pronto como se haya superado al ciclista con la suficiente distancia.

    En algunas circunstancias, puedes superar la velocidad máxima permitida en la vía para adelantar.

    Cuidado durante los adelantamientos, la visibilidad es un problema fundamental

    Durante una maniobra de adelantamiento hay que tener en cuenta anticiparnos con el suficiente tiempo y distancia para que el conductor que nos precede nos vea. Será esta la forma en que conseguiremos que nos facilite la maniobra y, además, evitaremos que por el problema de los ángulos muertos, no nos vea y pueda iniciar él una maniobra de desplazamiento lateral durante nuestro adelantamiento.

    Además, con la suficiente anticipación, y respetando siempre las distancias de seguridad, conseguiremos que nuestro vehículo alcance la velocidad suficiente como para realizar el adelantamiento con seguridad y recuperando el carril de sentido propio a la mayor brevedad posible.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto