¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alex Zanardi realiza el primer test con el BMW M8 GTE

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho2 min. lectura

    Alex Zanardi ha completado su primera prueba con el BMW M8 GTE adaptado con el que competirá en las 24 Horas de Daytona 2019.

    Uno de los puntos clave de este test ha sido probar el cambio de piloto -con volante incluido- junto a Jesse Krohn, piloto de BMW en IMSA.

    Alex Zanardi ha completado su primera prueba a los mandos del BMW M8 GTE adaptado con el que competirá en las 24 Horas de Daytona en enero de 2019. El piloto italiano de 52 años completó más de 640 kilómetros en un test celebrado en el circuito de Miramas, en Francia. En este habitual escenario de pruebas para los distintos proyectos de BMW Motorsport, el dos veces campeón de la Champ Car pudo probar la evolución del sistema de frenado y aceleración con la mano que ya utilizó en el BMW M4 DTM con el que compitió como invitado en Misano.

    Durante este test, Alex Zanardi y BMW Motorsport han querido simular todas y cada una de las circunstancias que se encontrarán en las 24 Horas de Daytona, incluido un momento tan importante como es el cambio de piloto. Jesse Krohn, piloto del IMSA WeatherTech Sportcars, ha estado presente en esta sesión de pruebas para trabajar junto a Zanardi este aspecto. No obstante, además del propio cambio de piloto, cada vez que Alex Zanardi se suba o baje del BMW M8 GTE hay que cambiar su volante adaptado por la versión normal que utilizan el resto de pilotos. Zanardi y Krohn han conseguido realizar esta operación en menos de 20 segundos.

    Tras este test, Alex Zanardi afirmaba: "Creo que hice un gran progreso durante esta prueba, sobre todo porque encontramos condiciones de pista muy difíciles. Miramas no es el circuito más fácil y tuvimos que lidiar con la lluvia. Fue un desafío pilotar en estas condiciones, aunque fue una prueba muy productiva. Mi percepción del coche ha mejorado todo el tiempo y cada vez estoy más adaptado a la forma de controlar las diversas funciones electrónicas del coche. El BMW M8 GTE es una verdadera belleza. Es todo un privilegio poder pilotarlo y más durante tantas vueltas".

    Fotos: BMW Motorsport