¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Amores de juventud: el Alfa Romeo 33 1.7 16v

    39
    El Alfa Romeo 33, el modelo más vendido de la historia de la marca milanesa.Wheelsage.org

    La fama que los coches del trébol de cuatro hojas adquirieron en los años 80 no es precisamente buena, pero este Alfa 33 merece un lugar en nuestra sección gracias a sus prestaciones y su apuesta por un concepto diferente.

    Fundada en 1910 en Milán, Alfa Romeo se fraguó una bien ganada fama de fabricante de coches deportivos y Gran Turismo con un diseño elegante y las altas prestaciones como seña de identidad. Durante más de medio siglo perteneció al fondo estatal del gobierno italiano, pero en 1987 se unió al Grupo FIAT, al cual sigue perteneciendo en la actualidad.

    La causa fue una crisis económica que, como en el caso de Ferrari, Maserati o Lancia, acabó haciendo viable una única salida: pasar a formar parte del poderoso grupo empresarial creado alrededor de la Fabbrica Italiana Automobili Torino.

    Así proporcionaba Alfa Romeo el 33 con motor bóxer 1.7 de 16 válvulas.

    Aunque todo ello no fue seguramente causado por el protagonista de nuestro artículo, el Alfa Romeo 33, pues no en vano es el modelo más vendido de la historia de la firma milanesa, llegando a alcanzar durante sus 12 años de presencia en el mercado la nada despreciable cifra del millón de unidades.

    El 33 Stradale y el Alfasud

    El ADN del 33 viene claramente marcado por dos modelos míticos de Alfa Romeo: el 33 Stradale de 1967 y el Alfasud, al que sucedió en el mercado. Al primero le debe la denominación como homenaje, mientras que el segundo supuso la base de un modelo que en un principio cambió más a nivel estético que mecánico.

    Este vehículo compacto del segmento C fue ofrecido con carrocería hatchback y familiar, siendo diseñada la primera por Ermanno Cressoni y la segunda, denominada Giardinetta, por Pininfarina.

    El motor bóxer

    Nunca ha sido una fórmula habitual, pero Alfa Romeo ya tenía experiencia al haber utilizado el motor bóxer anteriormente en modelos como el mencionado Alfasud. Y lo cierto es que los propulsores del 33 fueron siempre su punto fuerte, su principal arma junto a sus cualidades dinámicas.

    Además de potente, el motor era pequeño y contaba con un centro de gravedad muy bajo, lo que sin duda contribuía a establecer un reparto de pesos casi perfecto entre la parte delantera y trasera.

    No hay muchas unidades de ocasión a la venta, pero en Motor.es puedes encontrar algunas. Click aquí

    No podía decirse lo mismo del sistema eléctrico o de su estructura de acero con tendencia a oxidarse, pues un acuerdo de Alfa Romeo para utilizar acero soviético resultaba muy ventajoso a nivel financiero, pero contribuyó en gran medida a labrar la mala fama de la marca.

    Tres generaciones

    A lo largo de sus 12 años de vida, el Alfa Romeo 33 vivió tres generaciones, estando la Serie I en el mercado hasta 1986 y destacando por un salpicadero de estilo muy novedoso, que acabó siendo sustituido por otro más convencional para la Serie II.

    Esta permaneció a la venta hasta 1990, aprovechándose el traslado de la producción a Milán para solucionar algunos de los defectos principales de la primera generación. Fue este el momento en el que llegó el motor de 1.7 litros del que hablaremos más tarde, así como versiones más deportivas con carburador de doble cuerpo en el motor 1.3.

    El motor bóxer de 1,7 litros: la gran joya del Alfa Romeo 33.

    Finalmente, la Serie III volvió a fabricarse en la factoría de Nápoles y supuso un paso adelante considerable a nivel estético. Llegó la versión de tracción a las cuatro ruedas, llamada «Permanent 4» y posteriormente «Q4», y el acero utilizado para su fabricación ya era galvanizado, por lo que desaparecieron los problemas de corrosión.

    El Alfa Romeo 33 1.7 16v

    Fue con esta tercera generación, que dio fin a la historia del 33 en el mercado en 1995, con la que llegó el que posiblemente sea el mejor exponente de sus cualidades: la versión con el motor 1.7 de 137 CV e inyección electrónica directa multipunto.

    En un mercado dominado por los compactos alemanes y franceses, el 33 supo hacerse un hueco con una apuesta diferente e innovadora que daba como resultado un motor muy enérgico, elástico y agradable de conducir.

    Con unos frenos de disco ventilados únicamente en su eje delantero, suspensión delantera independiente y trasera de doble paralelogramo Watt y barra estabilizadora Panhard, el 33 16v era un vehículo al que había que saber sacarle jugo, pero que podía ofrecer muchas satisfacciones.

    Al buen comportamiento dinámico se le unía su bajo peso, por debajo de la tonelada, y el hecho de utilizar numerosas piezas provenientes de otros modelos de la marca permitía personalizarlo con relativa facilidad, para darle así un toque incluso más deportivo y mejorar aún más su rendimiento a través de suspensiones más duras u otro tipo de modificaciones que redujeran sus limitaciones.

    La dirección era un poco pesada y los asientos no sujetaban el cuerpo todo lo que sería deseable, pero los frenos cumplían a la perfección y el embrague era progresivo y suave. Todo lo contrario que la caja de cambios, pues la primera rascaba al engranarse en parado y su accionamiento era algo lento.

    Sin duda, el punto fuerte de este coche era su motor, potente a cualquier régimen y muy elástico. Y todo ello sin recurrir al turbo, como muchos de sus competidores de mercado. ¿Qué le faltaba para quedar redondo y dominar su segmento? Unas suspensiones mejor taradas que acompañaran a su brillante concepto y una caja de cambios más precisa y suave. Y quitarse de encima la mala fama de los Alfa de la época, claro.

    El primer salpicadero era quizá demasiado moderno para la época y fue simplificado en la segunda generación.

    CARACTERÍSTICAS GENERALES

    El 33 tenía mucho agarre, pero el conductor tenía que lidiar con el balanceo de la carrocería.

    ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

    Fotos: Wheelsage.org

    Amores de juventud: el Alfa Romeo 33 1.7 16v