¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Alfa Romeo Giulietta será sometido a un gran lavado de cara en 2018

    Los rumores sobre una nueva generación del Giulietta se acrecientan, al punto que algunos cuestionan que Alfa Romeo lance un relevo del modelo que acumula siete años en el mercado, idas y venidas que no supondrán la desaparición del modelo, pero en otoño veremos una renovación muy profunda del compacto italiano.

    Siete años acumula el Alfa Romeo Giulietta siendo hora de un cambio que se producirá el próximo otoño

    Con siete años en el mercado cualquier fabricante cambia la generación de un modelo, un período que suele ser el ciclo de vida normal de una marca europea, asiática o americana, pero en el caso de Alfa Romeo no es así, con un proceso de desarrollo mucho más lento que da lugar a todo tipo de rumores.

    Precisamente el caso de la renovación del Giulietta es un ejemplo. Lo lógico es que Alfa Romeo se decantara por una generación completamente nueva estimando su llegada al mercado lo antes posible, pero lo cierto es que con una mejora realizada el pasado año -muy ligera, por cierto-. el próximo otoño veremos una actualización más profunda, según nuestras fuentes.

    De hecho, las informaciones con las que contamos indican que será una verdadera revolución con un parecido muy evidente con el Giulia aunque con un estilo propio que lo identificará claramente como un modelo de la marca y, al mismo tiempo, distinguible de la berlina.

    Esta recreación de Teophilus Chin puede representar perfectamente el cambio al que se someterá en otoño el Alfa Romeo Giulietta

    Hay quienes apuntan que el Giulietta será sustituido por un crossover compacto, porque este tipo de modelo es más atractivo, mientras que otros apuntan a un cese definitivo de producción en 2022 con el gran lavado de cara al que será sometido este año durando cuatro años más.

    Cuanto menos, esta estrategia de no hacer un compacto tradicional no tiene sentido alguno en favor de un crossover cuando sus rivales cuentan con los dos tipos de carrocería en el mercado, algo que no figura en nuestras informaciones y a las que el Director de Tecnología Roberto Fedeli ya ha respondido también confirmando que no abandonarán los segmentos en los que están inmersos, unas declaraciones que no son del todo ciertas porque el MiTo sí dejará de producirse en 2018 tras una década en el mercado.

    El principal quebradero de cabeza de los italianos con el compacto es su configuración fruto de las vicisitudes de los fabricantes, que hoy dicen una cosa y mañana cambian la estrategia.

    La agresiva imagen del Alfa Romeo Giulia marca el camino del profundo lavado de cara del Giulietta

    El nuevo Giulia tornó su configuración mecánica a la propulsión porque la nueva estrategia de Alfa Romeo tenía en el punto de mira a BMW y su Serie 1 también dispone de esta configuración, por lo que el relevo del Giulietta se había concebido inicialmente como un rival directo.

    Nosotros ya sabíamos que el compacto germano cambiaba su sistema de tracción -y medio mundo de la prensa también- pero en Alfa Romeo no lo tenían claro; y a día de hoy es un gran problema, a pesar de que Fedeli ha apuntado que una nueva generación del Giulietta figura en el nuevo plan estratégico que Sergio Marchionne presentará la próxima primavera y también el tipo de arquitectura que se utilizará para la próxima versión del compacto.

    Lo cierto es que no quedan muchas más opciones. Con el futuro Serie 1 de tracción delantera, las alternativas en Alfa Romeo son contadas con tres dedos de una mano: o confirman una nueva generación utilizando la plataforma de propulsión del Giulia, o cancelan el modelo en 2022 directamente o mantienen la vieja arquitectura del modelo actual renunciando a hibridación y la tecnología de 48 voltios y conducción autónoma, entre otras, poniéndose en un nivel realmente bajo tanto frente a BMW como a otras marcas generalistas.