¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Adelanto del futuro Alpine SUV 2025, las claves de un eléctrico muy deportivo

    Adelanto del futuro Alpine SUV 2025, las claves de un eléctrico muy deportivo
    1
    Recreación ilustrativa Alpine SUVMotor.es / Kelsonik
    Fran Romero
    Fran Romero5 min. lectura

    Alpine ya ha confirmado el desarrollo de dos nuevos modelos, y uno de ellos será un SUV. La firma deportiva del grupo Renault se ha convertido en una marca eléctrica, y todos sus futuros modelos serán de cero emisiones. De nombre desconocido, adelantamos diseño y claves del GT X-Over.

    El Alpine SUV será una realidad, pero completamente eléctrico. Hace unos días que Bruno Le Maire, responsable de la marca deportiva francesa, confirmó la producción de este esperado modelo que llegará al mercado en 2025. Una seria apuesta que está concibiendo actualmente para medirse muy de tú a tú al nuevo Porsche Macan Eléctrico y al futuro Maserati Grecale Folgore.

    Prácticamente tres años por delante para el desarrollo del modelo que se considera la piedra angular del renacimiento de la marca deportiva gala. Una de las claves es que será la verdadera insignia de la marca, por lo que se ha asignado su producción a la factoría de Dieppe, la sede de la antigua Renault Sport. Conocido internamente como «DZ110», te presentamos un adelanto del futuro modelo con esta recreación. A pesar del adelanto de la silueta y de los faros delanteros, su diseño es una incógnita, al menos hasta que la firma adelante un concept del Alpine GT X-Over, como se le conoce actualmente, o veamos los primeros prototipos camuflados a partir de mediados de 2023.

    Alpine SUV teaser
    El futuro SUV de Alpine, que llegará en 2025, mostrará una silueta muy sugerente

    El Alpine SUV hará verdadera gala de la deportividad francesa

    Alpine apostara por un modelo con unas proporciones equilibradas, muy ancho y con una longitud que alcanzará los 4,7 metros, con un diseño que seguirá combinando deportividad y sofisticación con un ligero toque retro, según ha apuntado el propio Antony Villain, el jefe del equipo de estilismo. Como puedes ver, la línea del techo será muy sugerente, con una suave caída hacia la parte trasera. El objetivo es concentrar el espacio en la distancia entre ejes creando unos voladizos muy cortos.

    Unas dimensiones muy contenidas que le permitirán moverse con una gran agilidad, aunque la batería estará entre los ejes. Esta es otra de las claves y, al mismo tiempo, un desafío, porque los de Alpine utilizarán una variante de la plataforma global de coches eléctricos, la «CMF-EV», pero puesta a punto especial para los genes de Alpine. Fuentes consultadas apuntan que casi será una concepción completamente nueva que nada tendrá que ver con la arquitectura utilizada por la marca del Rombo o los de Nissan. Una agilidad especial en tramos de curvas, que no impedirá ofrecer un alto grado de confort a bordo en grandes viajes. Eso sí, limitados a poco más de 550 kilómetros que ofrecerá la batería.

    Una cifra que, lógicamente, se reducirá en función de la versión elegida. Alpine ofrecerá diferentes versiones, con hasta tres motores eléctricos, con propulsión trasera y a las cuatro ruedas. Sabemos que las combinaciones que ahora se manejan son varias, un solo motor eléctrico trasero, otro delantero -y tracción total- o dos traseros y uno delantero también con tracción a las cuatro ruedas, y siempre será uno de los traseros el que disponga de la caja de cambios de dos velocidades, actuando el segundo como «auxiliar». La firma tiene pensado un espectro de potencia que se mueve entre los 300 y los 600 CV, aunque encima de la mesa también se encuentra la opción de dos motores eléctricos que pueden perfectamente alcanzar este límite. ¿La razón? Superar al alemán y al italiano por todos los medios.

    Adelanto del futuro Alpine SUV 2025, las claves de un eléctrico muy deportivo