¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Análisis RIDE 4 para Xbox One, buscando la perfección

    Análisis RIDE 4 para Xbox One, buscando la perfección
    19
    Análisis de RIDE 4 para Xbox One.
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández22 min. lectura

    RIDE 4 ya está disponible. Llega la cuarta entrega de la popular saga de videojuegos de motos firmada por el estudio Milestone. ¿Qué novedades han sido introducidas? ¿Se han llevado a cabo muchas mejoras? En nuestro análisis de RIDE 4 para Xbox One responderemos a estas y otras muchas preguntas para averiguar si finalmente se ha consolidado o no un referente de la simulación.

    Una de las auténticas joyas firmadas por el estudio italiano Milestone es, sin lugar a dudas, la saga de videojuegos RIDE. Fue en el año 2015 cuando se presentó en sociedad el primer juego, y lo cierto es que necesitó muy poco tiempo para captar la atención de los amantes del género. Se coló en los primeros puestos del ranking de simuladores de conducción de motos más vendidos. Lo cierto es que los jugadores le dieron muchísimo apoyo, lo que permitió impulsar las ventas y, por lo tanto, garantizar una cierta continuidad.

    Con el paso de los años, y la llegada de nuevas entregas, Milestone fue capaz de consolidar un referente de esta categoría. Ahora, con la llegada de RIDE 4 se eleva la apuesta en un momento igualmente crucial. Esta generación de consolas se encuentra en la recta final, así que esta entrega desembarca en el mercado con el objetivo de mantener, como mínimo, el mismo nivel del título anterior y conservar la comunidad de jugadores de cara a este periodo de transición.

    RIDE 4
    Tras tener una primera toma de contacto con RIDE 4, llevamos a cabo un completo análisis

    Recientemente tuvimos la oportunidad de llevar a cabo una toma de contacto con RIDE 4 para PC. Ahora, el juego ha llegado a los estantes de las tiendas especializadas y está disponible para descargar en los bazares digitales. Aprovechando que su lanzamiento se ha llevado a cabo es necesario realizar un completo análisis de RIDE 4 para Xbox One. La elección de esta plataforma no es casual, puesto que ha venido concentrando buena parte de las ventas de las entregas anteriores.

    Son muchas las esperanzas puestas en RIDE 4, y es que más allá del elevado nivel del juego anterior, el estudio de desarrollo contaba con todo a su favor para, más que consolidar, perfeccionar una de las sagas de referencia de este género. ¿Lo habrá conseguid? A lo largo de este análisis daremos respuesta a esta y otras muchas preguntas en un repaso completo por cada uno de los puntos clave.

    La oferta de videojuegos de conducción de motos es muy variada. Lo cierto es que hay desde títulos con un cierto enfoque generalista hasta otros orientados específicamente a una categoría en concreto. Un claro ejemplo es Monster Energy Supercross 3, también desarrollado por Milestone, y que cuenta con licencia oficial del AMA Monster Energy Supercross.

    Tráiler oficial de lanzamiento de RIDE 4. Ya está disponible en tiendas especializadas y bazares digitales

    ¿Qué novedades trae consigo RIDE 4? En términos generales podemos decir que el estudio italiano se ha centrado en diversos aspectos clave a la hora de trabajar en esta cuarta entrega. Añadir nuevo contenido, ampliar las opciones de personalización, mejorar la inteligencia artificial y el apartado audiovisual así como incorporar condiciones dinámicas en las carreras para llevar la experiencia de juego a un nuevo nivel.

    La ampliación de contenido es uno de los puntos clave y sobre el que hay que poner especial énfasis. Esto es debido ni más ni menos que al hecho de que RIDE 4 no es un título orientado a una categoría de motociclismo específica y que, por lo tanto, pueda lucir una licencia oficial a modo de bandera. Por lo tanto, disponer de un contenido completo y variado se antoja crucial para captar la atención de los jugadores.

    Algunas de estas mejoras y/o novedades pueden resultar un tanto nimias, pero lo cierto es que sumadas en su conjunto, suponen una evolución notable. Como hemos señalado previamente, el lanzamiento de RIDE 4 se produce en un momento histórico muy importante. Esta generación de consolas está próxima a su desaparición y pronto entrará en escena una nueva generación mucho más avanzada. ¿Qué supone esto? Pues de partida, que el jugador más exigente quiera que las capacidades de las plataformas actuales sean aprovechadas al máximo por los desarrolladores.

    RIDE 4
    RIDE 4 trae consigo un contenido ampliado con interesantes novedades

    Las novedades que estrena RIDE 4

    Entremos en detalle. ¿Qué novedades encontraremos en la cuarta entrega de la saga de videojuegos RIDE? Pongamos el punto de mira en los contenidos nuevos y mejorados. Es posible escoger entre cientos de motos con licencia oficial y conducirlas en docenas de circuitos repartidos por todos los rincones del planeta. Marcas como Ducati, Honda, Suzuki y Yamaha hacen acto de presencia.

    La personalización es más protagonista que nunca. Con respecto al título anterior, las opciones de personalización, tanto del piloto como de la moto, se han incrementado de manera notoria. Es posible sacar a relucir nuestro lado más artístico a la hora de diseñar el casco, traje y llevar a cabo la decoración de la moto. Hay una gran libertad en este aspecto gracias al nuevo editor.

    En el modo Carrera también hay cambios. El equipo de desarrollo ha optado por ofrecer una modalidad de juego más dinámica y, por lo tanto, menos lineal que la disponible en RIDE 3. Las decisiones que tomemos afectarán al devenir de los acontecimientos. Es posible trazar una ruta propia desde los eventos regionales hasta alcanzar las ligas profesionales. A lo largo de juego deberemos afrontar pruebas de diversa índole. Desde carreras convencionales hasta pruebas de habilidad, tandas en circuito y, en definitiva, una larga serie de eventos. Por primera vez, el modo Resistencia estará disponible. Las carreras de larga duración nos obligarán a establecer una estrategia ya que es necesario llevar a cabo paradas en boxes.

    RIDE 4
    En RIDE 4 podremos ponernos a los mandos de una amplísima lista de motos

    Por otra parte, y no menos importante, ya que está ligado con los eventos que hay que completar en RIDE 4. Está la entrada en escena de un sistema de condiciones climatológicas dinámicas. Por ejemplo, hay ciclos de día y noche. Esto, además de ser un auténtico aliciente puesto que permite vivir carreras totalmente distintas a pesar de estar en el mismo circuito y llevar la misma moto, es un plus de dificultad para poner a prueba nuestra habilidad.

    Otra de las grandes novedades que trae consigo RIDE 4 es lo que Milestone ha bautizado como ANNA (Artificial Neural Network Agent). Estas singlas tan rimbombantes hacen referencia a un sistema neuronal de inteligencia artificial basado en el aprendizaje automático. Se hace referencia a que esta tecnología ofrece competir con pilotos más rápidos, astutos y precisos controlados por la IA. Con respecto a entregas anteriores de la saga, hay una cierta mejoría en el comportamiento de los rivales controlados por la máquina.

    Además, como veremos más adelante, en el apartado multijugador también hay novedades. Y están especialmente dirigidas a que evitar que la experiencia de juego se pueda ver mermada e incluso lastrada.

    RIDE 4
    La calidad gráfica de RIDE 4 es notable. Es uno de sus puntos fuertes

    El apartado gráfico aprueba con nota

    Uno de los puntos fuertes de RIDE 3 era, sin lugar a dudas, su apartado visual. La calidad gráfica de dicho título es realmente buena. ¿Ha superado RIDE 4 a la entrega anterior? Entremos en detalles. Cada uno de los elementos (pilotos y motos por ejemplo) ha sido diseñado a partir de datos de CAD y escaneado láser y en 3D. El objetivo de usar estas técnicas no es otro que alcanzar una precisión milimétrica para conseguir un resultado lo más realista y fiel posible.

    RIDE 4 utiliza el motor gráfico Unreal Engine 4. Se trata de una «base» excelente que, sea más o menos aprovechada, ya ofrece una calidad gráfica muy buena. Pero no solo se trata de elegir correctamente el motor gráfico, lo cierto es que el juego rinde realmente bien. El número de imágenes por segundo es muy estable. Según la plataforma, podremos disfrutar de una experiencia de juego a resolución 4K y 60 FPS (Frames Per Second).

    No solo se ha cuidado hasta un gran nivel de detalle el diseño de las motos o pilotos. Milestone ha puesto especial énfasis al diseñar tanto los circuitos (basados en trazados reales) como los entornos. Las animaciones son muy realistas. Llegados a este punto es igualmente relevante hacer una especial mención al sistema de condiciones meteorológicas dinámicas, puesto que la iluminación y ambiente cambiará de manera notoria. Al igual que los ciclos de día y de noche. Esto, ligado a un nivel gráfico potente, ofrece un resultado espectacular para esta categoría.

    RIDE 4
    RIDE 4 está traducido al español. La banda sonora dejará un sabor agridulce

    El apartado sonoro no es ambicioso

    Entramos en otro de los apartados determinantes. El audio. O más bien los efectos de sonido, banda sonora, etc… En cualquier simulador de conducción es algo que debe cuidarse y mimarse bien ya que es clave para conseguir una experiencia de juego lo más inmersiva posible. En este aspecto, RIDE 4 ofrece «las dos caras de una moneda». Y es que, mientras que en algunas cuestiones cumple holgadamente, en otras deja la sensación de que el estudio de desarrollo ha sido muy poco ambicioso.

    Los efectos de sonido son muy buenos. Tanto el rugido del motor que emana por el sistema de escape, como por ejemplo, el ruido del viento golpeando el casco, ayudan a crear un ambiente de lo más interesante. Tampoco debemos obviar el ruido que genera la rodadura de los neumáticos o los posibles derrapes que puedan producirse. RIDE 4 aprueba con nota. Es más, dependiendo del modelo y tipo de moto que estemos conduciendo el sonido variará.

    Mientras estemos navegando por los numerosos menús y demás pantallas de selección disfrutaremos de la banda sonora de RIDE 4. La música electrónica es la gran protagonista. Nombres como Giants' Nest o Le Fat Club engrosan la lista de canciones que sonarán en el juego. No es una banda sonora especialmente destacable. Y es aquí donde se debería haber hecho una apuesta más comprometida. Por cierto, aunque no haya voces que nos hablen durante el juego, cabe señalar que RIDE 4 está en español. Todos los textos están traducidos de manera clara.

    RIDE 4
    RIDE 4 es un juego exigente pero su curva de aprendizaje lo hace accesible a jugadores novatos

    La jugabilidad ha sido perfeccionada

    ¿Cómo ha evolucionado el apartado de jugabilidad? Si echamos la vista atrás, y más concretamente a RIDE 3, recordaremos que en dicha entrega la evolución había sido notable y, lo que es más importante, en la buena dirección. Es por ello que, desde el momento en el que fue anunciado este título, se generó la esperanza de que la saga siguiera mejorando en este aspecto. Y lo cierto es que así ha sido.

    RIDE 4 es uno de los mejores simuladores de conducción de motos. Hay disponibles varios niveles de dificultad que nos permiten adaptar el juego según nuestra habilidad. Es un factor determinante para que los jugadores más casuales y/o novatos puedan aventurarse en este género. Además, no debemos obviar la lista de ayudas a la conducción que igualmente pueden ser configuradas. Todo ello es determinante para ofrecer una curva de aprendizaje correcta.

    Más allá de todas las ayudas que hay disponibles, también debemos tener presente que RIDE 4 es un juego exigente. Esto no es un escollo para los jugadores menos avezados ya que permite realizar una progresión adecuada llevando a cabo las distintas pruebas que componen «el tutorial». Una vez tengamos el hábito de controlar los puntos de frenada, el uso de la trazada correcta o la forma de tomar las curvas, lo tendremos todo de cara para ir un paso más allá y elevar la apuesta. Puede parecer una misión complicada, pero lo cierto es que apenas necesitaremos de unas horas para adaptarnos a la mecánica del juego.

    Las físicas han sido muy cuidadas. En caso de tocar el césped o salirnos ligeramente del asfalto, perderemos el control de la moto y podremos acabar en el suelo. Igualmente, si optamos por no usar las ayudas a la conducción, deberemos tener muy presente cómo actuamos sobre el acelerador y el freno. De la presión que ejerzamos sobre los controles del mando dependerá nuestra actuación en pista.

    RIDE 4
    RIDE 4 no cuenta con multijugador local a pantalla dividida

    Un multijugador correcto pero poco comprometido

    El multijugador es uno de los apartados clave a la hora de analizar cualquier simulador de conducción. La posibilidad de poner a prueba nuestra habilidad frente a otros pilotos, ya sea nivel local o en línea, es algo determinante y que, además, permite alargar de manera notable la vida de un título. También es otra forma de llevar la experiencia de juego a un plano superior.

    RIDE 4 es bastante continuista con respecto a lo que nos encontramos en la entrega anterior. El multijugador en línea funciona realmente bien. Es posible disputar partidas con hasta 12 jugadores repartidos por cualquier rincón del planeta. Se pueden crear partidas personalizadas o unirnos a servidores públicos. Una de las novedades más importantes en este aspecto es la entrada en escena de los servidores dedicados. Algo que ayuda, y mucho, a evitar problemas de conexión o latencia.

    En general el multijugador en línea de RIDE 4 es muy bueno y cumple perfectamente con las exigencias mínimas que pudiéramos tener. Ahora bien, para un jugador que ha tenido un estrecho contacto con los títulos anteriores de la saga, lamentablemente quedará un cierto sabor agridulce. Y es que es complicado no pensar en la oportunidad perdida por Milestone para ofrecer una experiencia más completa sumando nuevas e interesantes opciones. Y es que, por ejemplo, no hay multijugador local a pantalla dividida. Si bien el multijugador local se está perdiendo, cada vez son menos los juegos que lo incluyen, no por ello debemos dejar de exigir su presencia como punto clave para disfrutar de una mayor diversión en casa.

    RIDE 4
    RIDE 4 ya se encuentra a la venta para PC (Steam), PlayStation 4 y Xbox One

    Precios

    RIDE 4 ya se encuentra a la venta en España. La cuarta entrega de esta popular serie de videojuegos se puede adquirir tanto en formato digital como físico. Su lanzamiento ha tenido lugar de manera reciente, así que lleva muy poco tiempo en el mercado. Está disponible para PC (Steam), PlayStation 4 y Xbox One. Además, de cara al próximo año 2021 está previsto su desembarco en PlayStation 5 y Xbox Series X. Es decir, en las consolas de nueva generación.

    Los precios de RIDE 4 recopilados y que puedes consultar en la tabla más abajo corresponden a las principales cadenas de tiendas y establecimientos especializados disponibles en territorio español. Todos los precios hacen referencia a las ediciones físicas del juego:

    Precios vigentes desde Octubre / 2020 sin incluir descuentos u otras promociones

    RIDE 4
    RIDE 4 es una compra obligada para los seguidores de la saga y/o para los amantes del género

    Conclusión

    Las buenas impresiones obtenidas en la toma de contacto con RIDE 4 han sido ratificadas una vez analizado el juego completo. Una vez más, el estudio Milestone puede estar orgulloso del título creado. Uno de los referentes de la categoría. Es un juego muy completo que puede ser disfrutado tanto por jugadores casuales y novatos como por los jugadores más competitivos y/o experimentados.

    En líneas generales se ha experimentado una evolución positiva, sin embargo, en algunos aspectos queda la sensación de no estar ante un título totalmente nuevo y más bien tratarse de una especie de «RIDE 3 v2» debido a la poca mejora o pequeña cantidad de novedades. Esto a priori puede ser un hándicap pero no es así, RIDE 4 cumple perfectamente y solventa la mayor parte de las carencias que pueda tener ofreciendo, en su conjunto, una gran experiencia de juego.

    Estamos ante uno de los mejores simuladores de conducción de motos que podemos encontrar en esta generación de consolas y en PC. Una compra obligada para aquellos jugadores fanáticos de esta categoría y, sobre todo, es una opción realmente interesante para aquellas personas que desean aventurarse en este interesante mundo de las carreras digitales sobre dos ruedas.

    Análisis RIDE 4 para Xbox One, buscando la perfección