¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El asfalto de Alemania reta a los pilotos de M-Sport

    Mads Ostberg y Eric Camilli intentarán cosechar un buen resultado en el Rally de Alemania a los mandos de sus Ford Fiesta RS WRC.

    No lo tendrán fácil dado el rendimiento del World Rally Car de M-Sport y su posición de salida durante las dos primeras etapas del rally.

    Superado el rapidísimo Rally de Finlandia es el momento de un cambio de tornas en el WRC. La grava queda olvidada por el momento y es el momento de competir sobre el negro alquitrán. En M-Sport lo saben y tras acometer unos test previos durante la semana pasada, están listos para la disputa del Rally de Alemania. Mads Ostberg y Eric Camilli no lo tendrán fácil a pesar de todo, puesto que los dos salen en posiciones retrasadas. El bajo rendimiento del Ford Fiesta RS WRC y la suciedad que levanten los pilotos que abren pista prometen ser un quebradero de cabeza para ambos.

    Mads Ostberg es un piloto especialista en tierra y aunque su rendimiento sobre asfalto ha ido a mejor en los últimos años, todavía está lejos de los primeros espadas. De hecho, el piloto noruego no sabe lo que es pisar el podio en una prueba de asfalto, dato que tendrá muy difícil corregir en el Rally de Alemania: "Me siento más a gusto en la grava, pero disfruto de los rallies de asfalto y Alemania es uno de mis favoritos. Sus condiciones hacen que este evento sea un reto y cuanto más turbio y complicado sea, mejor".

    En este aspecto, Ostberg no pierde la esperanza a pesar de ser un cuarto puesto su mejor resultado en la prueba: "Conseguí mi mejor resultado en este rally con el Fiesta en 2012. Recuerdo que el coche funcionaba bien en asfalto. Hemos realizado bastantes pruebas y creo que estamos bien preparados. A principios de año competí en el Rally Islas Canarias con el Fiesta R5 y tuvimos una buena velocidad y estamos dispuestos a tomar esa experiencia como punto de partida para mirar hacia delante. Estamos listos para la lucha y listos para darlo todo como siempre".

    Eric Camilli siente una predilección por el asfalto, pero son varios los puntos que están en su contra. En primer lugar, el francés disputará su primer Rally de Alemania con un World Rally Car, situación similar a la que ha vivido en otros rallies en los que incluso no tenía experiencia previa y en los que ha conseguido puntuar. Además, tiene una nefasta novena posición de salida: "Este es el momento que he esperado todo el año. Me siento como en casa sobre el asfalto y conozco este rally bastante bien tras haber competido aquí dos veces".

    Y es que Camilli se siente con fuerzas y confiado de cara a la cita alemana: "Hemos completado una prueba en los viñedos y también en las pistas militares. No he pilotado un World Rally Car sobre asfalto desde el Rally de Montecarlo y ahora es diferente. Tengo más conocimiento y mayor comprensión, así que espero que eso se traduzca en algo positivo. Todavía es importante para nosotros ganar en experiencia, pero si nos sentimos cómodos vamos a empujar con fuerza. Espero que podamos construir un buen resultado sobre el ritmo en asfalto que mostramos en el comienzo de la temporada. Ese es mi objetivo".

    Fotos: M-Sport