¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los cinco asistentes de conducción obligatorios en la Unión Europea desde 2022

    Detalle del control de velocidad de crucero con regulación de la distancia de seguridadBMW

    Arrancan las homologaciones de los nuevos asistentes de seguridad que la Unión Europea ha establecido como obligatorios para todos los coches nuevos vendidos desde 2022. Cinco asistentes que formarán parte del equipamiento de serie de todos los coches, medidas que permitirán reducir más los accidentes de tráfico.

    La gran mayoría de coches nuevos vendidos en Europa cuentan con diferentes asistentes de conducción de serie, algunos de demostrada eficacia que evitan accidentes de tráfico. Pero, 2022 es uno de los años más importantes de los últimos en materia de seguridad a bordo, dando cumplimiento a la ley de seguridad de vehículos de la Unión Europea, conocida como la «regulación general de seguridad».

    A seis meses de que entre en vigor la nueva disposición, arranca el período de homologaciones de los cinco ADAS que se incluirán en el equipamiento de serie de los modelos vendidos desde que se estrene el nuevo año. En parte, son esenciales para una conducción autónoma, a pesar de que ahora se encuentra en un nivel básico y al que han denominado algunos fabricantes como «2+», por lo que es más asistida.

    Infografía del Asistente de Velocidad Inteligente
    El Asistente de Velocidad Inteligente ajusta la velocidad del coche a la máxima permitida en cada vía

    El Asistente de Velocidad Inteligente se podrá desconectar manualmente

    Concretamente, todos los coches nuevos contarán con el frenado automático de emergencia (AEB), el asistente de mantenimiento de carril (ELKS), que incluye al asistente de parada de emergencia, el detector de fatiga y distracciones, y el asistente de velocidad inteligente (ISA). Éste último es el más controvertido de todos, causa de una encarnizada lucha entre las marcas y la Comisión de Transporte de la Unión Europea en los últimos meses, y cuyas especificaciones técnicas definitivas ya se han plasmado y serán publicadas en este mes de junio.

    Y es que el organismo europeo pretendía que este asistente funcionara permanentemente, sin posibilidad de desconexión, por lo que el sistema adapta la velocidad a la que marca la vía, e incluso reducirla para no sobrepasar el límite legal. Las presiones de los fabricantes han logrado que el organismo ceda y se incluya la posibilidad de desconectar el sistema mediante una mayor presión del pedal del acelerador. Sin embargo, será una desconexión temporal, por lo que al apagar el vehículo y arrancar de nuevo, se volverá a conectar.

    El documento de las especificaciones también contiene una cláusula especial sobre el ISA, y es que las marcas deberán de informar de los datos recogidos por este asistente, sobre el funcionamiento y si se desconecta o no, que serán tratados anónimamente y con los que se elaborarán informes para conocer su eficacia. Antonio Avenoso, Director Ejecutivo del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC) ha señalado que «Más de veinte años después de que se probara esta tecnología por primera vez, es fantástico ver que el Asistente de Velocidad Inteligente finalmente llega a todos los vehículos nuevos en la UE. Es un gran paso adelante para la seguridad vial, y espero que los fabricantes vayan más allá de las especificaciones mínimas. El asistente de velocidad salva vidas, previene lesiones graves y ahorra combustible y emisiones».

    Fuente: ETSC