Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Aston Martin DB11, el sucesor del DB9 ya está entre nosotros

17

Se acabó la espera, el Aston Martin DB11 se hace oficial. La marca inglesa lo acaba de desvelar en sociedad, aprovechando la apertura del Salón de Ginebra. Ya lo conocíamos, pero no deja de asombrarnos su estilo y su belleza.

Con la llegada del Aston Martin DB11 se abre una nueva etapa en la casa británica. Una etapa que deja atrás el legado del Aston Martin DB9, que sin lugar a dudas se ha ganado el derecho a estar considerado como una de sus creaciones más importantes. El Salón de Ginebra lo ha recibido con las puertas abiertas, al igual que nosotros con los brazos.

Y es que aunque ya lo habíamos podido ver gracias a unas filtraciones, no deja de asombrarnos el laborioso trabajo de diseño que se presenta ante nosotros. Un estilo que en cierto modo reúne los últimos trabajos creativos de la marca, pues no podemos sino recordar al Aston Martin DB10, y al futuro Aston Martin DBX.

La parrilla típica de Aston Martin sigue estando presente, aunque en este caso se envuelve de más nervio y contundencia que la de su predecesor. Y es que esa es la seña de identidad del DB11, agresividad. Agresividad con un toque de clase que viene dado por los detalles, como los faros de LED y las aberturas del capó y los laterales.

Si espectacular es la delantera, no menos lo es la trasera. Ya se veía venir en las fotos espía que la zaga no iba a ser convencional, si tenemos en cuenta la filosofía de diseño generada en el DB9. Esta es más lineal, con más nervio, menos redonda, pero igualmente atractiva y contundente, con dos únicas salidas de escape.

Lo único que se había escapado a nuestra vista es el interior. Al igual que el exterior se han evitado convencionalismos, es una nueva época y esta tiene que quedar remarcada en todas las zonas del coche. La habitual atmósfera clásica se abandona, se da paso a la tecnología, y ésta se muestra de una forma bastante contundente.

Un cuadro de instrumentos mitad analógico y mitad digital mostrará toda la información requerida. La demás que podamos necesitar la dará la pantalla de la consola central, que en este caso no podemos sino decir que se nota que Aston Martin ha tirado de su alianza con Mercedes, pues vemos muchos elementos teutones en esta zona.

Se prescinde de palanca de cambios, y en su lugar se sustituye por botones de cristal que acompañan al botón de arranque, ubicado justo en el centro de la consola. Por último, el sistema de infoentretenimiento es una vez más de origen Mercedes, al igual que su zona de control que va en la parte delantera del túnel central.

Y es que como ya hemos dicho la tecnología es muy abundante. No solo el equipo de infoentretenimiento es novedoso en un Aston Martin, sino también la ingente cantidad de sistemas y asistentes, como la cámara de aparcamiento con ángulo de visión de 360 grados, o el sistema de navegación de última generación.

Pero por mucho que estos detalles sean llamativos e importantes, la verdadera alma de un Aston es su mecánica. Y aquí volvemos a lo clásico, a lo que una casa como Aston Martin maneja a la perfección, el motor V12. Un V12 de 5,2 litros y dos turbos que es capaz de generar la friolera de 608 caballos de potencia y 700 Nm de par motor.

Esto le convierte en el DB más potente jamás fabricado, con un tiempo de respuesta de 0 a 100 Km/h de tan solo 3,9 segundos y una velocidad punta máxima de 320 Km/h. Pero Aston no olvida la eficiencia y por ello el motor del DB11 incluye un sistema de gestión de última generación, pudiendo desconectar cilindros siempre que estos no se requieran.

Todo en el DB11 es nuevo, y esto incluye a una plataforma de nueva estructura, aligerada y reforzada con respecto a la de sus sucesor, y capaz de aprovechar la fiereza del V12. A ésta hay que acompañarla con suspensiones nuevas, frenos nuevos, dirección nueva, electrónica en este caso, y una caja de cambios ZF automática de ocho velocidades.

El conductor podrá por ello disfrutar de varios coches en uno. Habrá tres modos: GT, Sport y Sport Plus. A cada paso que vayamos dando en la rueda selectora, el DB11 se volverá más y más agresivo, entregando la potencia de una manera más radical y rápida, sin por ello olvidar el confort que se le exige a un modelo de la casa de Gaydon.

Ahora bien, todo tiene un precio, y ya os advertimos que no es nada barato. Todavía no se han fijado presupuestos para el mercado español, pero sí para el alemán: desde 204.900 euros. Un precio nada desdeñable, pero que será pagado sin problemas por las grandes fortunas que ansían a poseerlo. Aunque para ello deberán esperar al último trimestre del año.

Noticias relacionadas

Aston Martin DB11, el sucesor del DB9 ya está entre nosotros
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto