¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los pedidos del nuevo Aston Martin DBX, un soplo de oxígeno para la marca

    Aston Martin DBX, el SUV deportivo es el modelo de la gama más deseado en cuatro mesesAston Martin

    El Aston Martin DBX era el revulsivo que la marca británica necesitaba. La firma necesitaba un modelo que permitiera un verdadero vuelco a la dura situación que atravesaba. En producción desde el pasado verano, y con la pandemia jugando en contra, el SUV ha logrado dar un respiro a los dirigentes confirmando que la estrategia implantada funciona.

    Todos los fabricantes han padecido las consecuencias de la pandemia que azota al mundo, viendo cómo las aceleradas ventas se venían abajo. A pesar de las duras circunstancias, algunas marcas han tenido unos resultados comerciales más que aceptables. Un caso especial que se ha dado también la lujosa marca de Gaydon, que ha tenido que ver cómo sus ventas se derrumbaron.

    Como un castillo de naipes. Si los gestores de Aston Martin habían logrado estabilizar las cifras e ir incrementando los resultados superándose cada año comparado con el anterior, el pasado año las ventas cayeron nada menos que un 32%, hasta acabar el año con apenas 4.150 unidades en el lado del haber. Las primeras unidades del Aston Martin DBX empezaron a fabricarse el pasado verano, un modelo que se ha convertido en el revulsivo que se buscaba desde hacía tiempo.

    Lamborghini Urus, 10.000 unidades fabricadas
    El Aston Martin DBX aspira al las cifras de producción del Lamborghini Urus

    Aston Martin espera que el DBX duplique las ventas en 2021

    La firma no ha señalado cifras concretas del SUV deportivo, pero sí ha señalado una de las fuentes del fabricante a «Automotive News Europe» que «La cartera de pedidos es buena». Y es que la estrategia les ha funcionado, porque ese punto de inflexión que necesitaba, lo han conseguido bajando el precio al DBX, lo que ha permitido que más clientes llenen los libros de pedidos.

    Pero detrás de esa estrategia se esconde algo más, no es simplemente una maniobra para alimentar los volúmenes de ventas por un período de tiempo. Lo cierto es que el fabricante ha recortado el precio para crear espacio por la parte superior de la gama, ya que la marca ya confirmó este pasado verano nuevas variantes. Aunque no se han visto en pruebas, no quiere decir que no estén en camino, al contrario, esperándose un DBX más grande con 7 plazas y un DBX Coupé, con cuatro asientos y un diseño más deportivo, que también llevará a versiones más radicales.

    Dos modelos que le permitirán codearse con lo más selecto del mercado. Tres variantes que competirán con los alemanes, y con el nuevo Bentley Bentayga que también va por la misma línea. Y es que la estrategia no se queda ahí, el DBX contará con versiones híbridas enchufables, ampliando todavía más las posibilidades de elección de los clientes y de crecimiento, poniendo a Aston Martin en igualdad de condiciones para competir frente a sus rivales.