¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Audi A1 se enfrenta a un futuro muy incierto, sin sustituto eléctrico en los planes

    El Audi A1 Sportback, el utilitario Premium, puede extinguirse en el futuro sin sustituto

    La entrevista a Markus Duesmann publicada en un diario alemán hace tan solo unos días sigue dando coletazos. El máximo mandatario de los cuatro aros avanzó el futuro de Audi, y el objetivo de reconvertir a la marca en eléctrica en 15 años. Sin embargo, lo más interesante es el futuro del Audi A1, cuya continuidad en la gama se discute.

    Entre los ambiciosos planes de Markus Duesmann, el CEO de Audi, hay uno muy importante que ya ha empezado a tomar forma, el de transformar a la marca de los cuatro aros en completamente eléctrica, una estrategia que ya ha comenzado con los nuevos eléctricos que la marca está desplegando y que, a finales de 2021, contará con 5 modelos.

    A los e-tron y e-tron Sportback, en febrero se unirá la berlina deportiva del e-tron GT, y las presentaciones seguirán en primavera con el Audi Q4 e-tron. Y, al mismo tiempo que este se pone a la venta, se presentará también el Q4 e-tron Sportback. El objetivo de Duesmann de hacer a Audi eléctrica comprende un espacio de 15 años poniendo el tope en 2035 para no ofrecer modelos con motor de combustión. Sin embargo, la entrevista sigue dando coletazos y, por cierto, uno muy interesante: el futuro del Audi A1.

    Recreación del nuevo Audi Q4 e-tron, el modelo eléctrico más básico de Audi

    El Audi A1 no entra en los planes de los futuros eléctricos de los cuatro aros

    El utilitario es uno de los que acaba de saltar a la palestra, porque no tiene cabida en la futura gama de coches eléctricos que aspiran a ofrecer, siempre y cuando los planes de la junta directiva que preside Duesmann salgan adelante. Y es que éstos pretenden hacerse más Premium y una marca más exclusiva, ofertando y vendiendo modelos más caros y más demandados, por lo que el Audi A1 no es uno de ellos.

    En esta estrategia hay un par de lagunas muy importantes para que Audi prescinda del A1. La marca, y su junta directiva, puede dar luz verde a este plan, pero falta la aprobación obligada de Volkswagen y un importante argumento que justifique la eliminación del modelo, que Audi basará en que ese hueco está cubierto de sobra con las alternativas de SEAT, Skoda y Volkswagen. Una información muy interesante que permite encajar las piezas con una información que recibimos: «Audi renunciaba a un modelo inferior a la plataforma MEB. No hay nada planificado por debajo de los Audi Q4 e-tron». Sorprendente cuando la recibimos pero ahora encaja.

    Ojo, porque la marca renuncia a utilizar la plataforma de coches eléctricos «MEB Entry», la derivación que se utilizará para utilitarios de cero emisiones, por lo que no veremos un rival para el MINI Cooper S E con los cuatro aros. Unos ingresos que se los pretenden dejar directamente al futuro Volkswagen ID.1 si finalmente se admite la desaparición del Audi A1.

    Fuente: Süddeutsche Zeitung