¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Audi no planea un A2 eléctrico como sustituto del A1, solo modelos de alta demanda

    El Audi AI:ME Concept no se convertirá en un coche eléctrico de producciónAudi

    Que el futuro del Audi A1 está muy en la cuerda floja es una realidad que el propio fabricante admite. Te lo contamos hace justamente un mes, tras unas declaraciones muy interesantes de Markus Duesman, el jefe de Audi, a un diario alemán de noticias. La firma de los cuatro aros busca una nueva estrategia en la que los utilitarios no tienen cabida, eléctricos tampoco.

    La conferencia de prensa tras la reciente presentación del Audi e-tron GT, la primera berlina eléctrica de la marca de los cuatro aros, se está estirando más de la cuenta, apuntando unas declaraciones que parece difícil que hayan salido del propio Markus Duesman, el máximo responsable al frente de Audi. Y es que se habla, y muchos casi confirman, un relevo eléctrico para el Audi A1 cuando termine la vida comercial de esta generación.

    No es una sorpresa que el modelo más pequeño de la marca tiene los días contados. Te lo contamos hace justamente un mes, cuando Duesman concedió una entrevista a un diario alemán señalando detalles muy interesantes. Entre ellos, que el futuro del Audi A1 es objeto de discusión, ya que la marca entiende que debe centrarse en otro tipo de modelos donde los ingresos sean mayores. El Q2 tiene todas las papeletas de convertirse en el modelo de acceso a la gama a partir de 2025.

    Foto Prueba Audi A1 30 TFSI
    El adiós al Audi A1 tiene grandes posibilidades de materializarse en 2025

    No hay planes para un eléctrico del tamaño de un Audi A1, o un A2, basado en el Audi AI:ME Concept

    En esa entrevista, Duesman dejó claro que se eliminarán los modelos menos demandados, y el utilitario es uno de ellos, apuntando que el hueco está cubierto con otros modelos del grupo Volkswagen, un guiño claro al Polo, el más cercano en términos de calidad. Y también fue muy claro en el futuro de la marca alemana, que pasa por los coches eléctricos. La importante inversión que supone convertir a los modelos de gama en eléctricos, se traduce en una ganancia mayor.

    Duesman y su equipo renuncian a los modelos eléctricos pequeños, como el caso del A1, simplemente por este motivo, por lo que sería muy complicado que la estrategia haya cambiado en apenas un mes. El futuro del Audi A1 depende de la decisión de Volkswagen y, salvo sorpresa, tiene grandes posibilidades de que se materialice. Pero no habrá ningún modelo eléctrico cubriendo ese hueco.

    A día de hoy, nuestros informadores apuntan que la marca no tiene planificado ningún modelo por debajo de los nuevos Audi Q4 e-tron y Q4 e-tron Sportback que presentarán este año. Los germanos han descartado completamente la plataforma «MEB Entry» más básica, por lo que no plantará cara al MINI Cooper SE, ni tampoco al SUV eléctrico de smart que llegará antes de mediados de la década y más grande que el actual forfour.