¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los beneficios para Fiat Chrylser Automobiles de la fusión con Groupe PSA

    FCA se beneficiará, en gran medida, de la fusión con PSA.

    Fiat Chrysler Automobiles se beneficiará en gran medida de la fusión con Groupe PSA. Una de las claves de la unión de ambos grupos que darán vida al cuarto mayor fabricante de automóviles, es que FCA tendrá acceso a las plataformas, motores y tecnología desarrollada por PSA. Será clave para rejuvenecer marcas como Fiat.

    Una vez se materialice la fusión entre Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y Groupe PSA (PSA) se dará vida al cuarto mayor fabricante de automóviles del mundo. Un verdadero gigante de la industria automotriz que tendrá contará con una fuerte posición tanto en Norteamérica como en Europa. Dos de los mercados automovilísticos más relevantes. Esta fusión llegará tras el fracaso de las negociaciones de FCA con el Grupo Renault.

    Hace tiempo que Fiat Chrysler Automobiles venía buscando un socio con el que unir fuerzas para mejorar su delicada situación en diversos aspectos. Es innegable que el grupo italo-americano cuenta con una «pata fuerte», sus marcas estadounidenses. Sin embargo, las cosas en Europa no le iban muy bien. Y precisamente ha sido su situación en el mercado europeo la que se ha convertido en un factor determinante para la búsqueda de un aliado con el que conformar un nuevo grupo automovilístico.

    FCA tiene abiertos varios frentes en Europa. Las cosas no le van nada bien a Alfa Romeo, sus ventas se sitúan por debajo de las matriculaciones de Lancia. Y por si no fuera suficiente, tenemos a Fiat, una marca que se ha envejecido a nivel tecnológico. Son varios los frentes abiertos para FCA. Unos frentes a los que espera dar solución una vez se materialice su unión con PSA.

    En el caso concreto de Fiat, está claro en qué se beneficiará FCA de la fusión con PSA. Fiat Chrysler Automobiles tendrá acceso a las plataformas de Groupe PSA. En concreto hablamos de las arquitecturas CMP y EMP2. Unas plataformas de última generación que están preparadas para la electrificación y que permiten diversas configuraciones para adaptarse a todo tipo de vehículos.

    Dichas bases serán empleadas para la futura renovación de la gama de modelos de Fiat y, lógicamente, para el desarrollo de nuevos vehículos. El esperado sucesor del Fiat Punto compartirá plataforma, motores y demás componentes con el nuevo Peugeot 208. Un utilitario preparado para el siglo XXI y los tiempos que se avecinan, en donde la electrificación y la conectividad serán clave.

    Además de las plataformas, FCA también tendrá acceso a los motores de PSA. Bloques de gasolina y diésel de nueva generación que cumplen con las normativas de emisiones actuales y ofrecen unos niveles de fiabilidad solventes junto a unas prestaciones más que aceptables. Y aunque Fiat está trabajando en toda una serie de vehículos eléctricos, su ofensiva eléctrica sufrirá un impulso gracias a la tecnología de PSA.

    Por último, y no menos importante, la fusión con PSA será el empuje que necesita FCA para llevar a cabo una reorganización de sus marcas en Europa y poder otorgarles de un posicionamiento que tenga un enfoque más claro. Debemos esperar cambios relevantes tanto para Fiat como Alfa Romeo. Todo ello sin perder de vista Lancia, marca que sigue muy viva en Italia y para la que FCA tenía importantes planes.