¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La fusión de FCA y PSA no arreglará sus problemas en China

    Fiat Chrysler Automobiles y Groupe PSA deben mejorar su situación en China.

    La unión de Fiat Chrysler Automobiles con Groupe PSA dará vida al cuarto mayor fabricante de automóviles del mundo. Sin embargo, la fusión de ambos grupos automovilísticos no arreglará la situación que vive en el primer mercado del automóvil, China. Tanto FCA como PSA han hecho muy pocos progresos en un mercado clave para la industria.

    La fusión entre Fiat Chrysler Automobiles y Groupe PSA se materializará próximamente. Ambas compañías han anunciado de manera oficial que están cerrando los detalles para unirse y dar vida al que será el cuarto mayor fabricante de automóviles. Un verdadero gigante de la industria automotriz. Con este movimiento, FCA y PSA buscan reforzar tanto su posición en Europa como en Norteamérica. Ahora bien, ¿qué ocurrirá en el primer mercado del automóvil? Las cosas no pintan tan bien en China.

    Los analistas y especialistas en el mercado automovilístico chino lo tienen claro, una fusión entre FCA y PSA no solucionará sus problemas en China. La presencia de ambos fabricantes en el mercado chino es relativamente pequeña. Mientras que el Grupo Volkswagen, Toyota y General Motors han venido trabajando muy duro en hacerse con una importante cuota de mercado en China, FCA y PSA han ido varios pasos por detrás.

    Citroën C6
    Citroën C6, una de las berlinas que podemos encontrar en la gama china de Citroën.

    El Groupe PSA opera en China a través de una empresa conjunta con Dongfeng. En el periodo que comprende de enero a septiembre de 2019 ha contabilizado 91.049 unidades vendidas, lo que supone un retroceso superior al 50% con respecto al año anterior. Fiat Chrysler Automobiles vive una situación similar. En los nueve primeros meses contabilizó 52.372 unidades vendidas, un 46% menos que en el mismo periodo de 2018. FCA opera en China a través de una empresa conjunta con Guangzhou Automobile Group (GAC).

    Esta situación contrasta mucho con el comportamiento general del mercado del automóvil chino. Las ventas de coches en China han reportado una disminución del 10% durante los nueve primeros meses del año. A pesar de que la demanda interna en China sigue deteriorándose, debido a su tamaño, sigue siendo un mercado clave para el devenir de cualquier fabricante de automóviles.

    El fabricante resultante de la unión de FCA y PSA debe poner especial interés en mejorar su posición en el gigante asiático. PSA ha venido trabajando en una ambiciosa hoja de ruta para Citroën y Peugeot. Estas marcas vienen trabajando en el desarrollo de 11 nuevos modelos de cara al año 2023. En cuanto a FCA, si bien algunos de sus modelos de mayor tamaño han reportado cierto interés, los vehículos más pequeños del grupo no han logrado ganar tracción.

    Citroën C3-XR
    Citroën C3-XR, un SUV específico para el mercado chino.

    La Asociación China de Fabricantes de Automóviles pronostica que las ventas de coches caerán en 2019 por segundo año consecutivo. Expertos y analistas ponen en duda la continuidad de las marcas con una posición débil en China. No pocos fabricantes optarán por plegar velas para centrarse en otros mercados donde sí obtienen una rentabilidad.

    Fuente: autonews