¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Adiós al cambio manual del BMW M5 y M6

    Miguel Morales
    Miguel Morales

    Cuando a la marca bávara se le ocurrió equipar cambios manuales en las versiones más deportivas y prestacionales de los Serie 5 y Serie 6 se les pasó por alto que en USA los gustos también cambian con este tipo de transmisiones, ahora dejarán de ofrecerlos en su gama.

    Tiempos de cambios, de cajas de cambios en este caso, para los M5 y M6 de la marca bávara en el mercado estadounidense y es que, tras unos años (y varias generaciones del modelo) en el mercado con relativo éxito, la transmisión manual en las berlinas deportivas de la gama desaparecerá al final de su ciclo comercial.

    Con una demanda cercana a cero (en palabras de Fran Van Meel, jefe de BMW M GmbH) en la actual generación M5 que terminará su producción en otoño de este año, no ha habido prácticamente interés alguno por la caja de cambios adaptada mecánica y electrónicamente a la potencia y características técnicas del motor V8 4.4 litros de 560 CV que equipa el sedán a pesar de los esfuerzos de ingeniería y económicos (aunque no tanto como un cambio manual específico) que supuso este "bricolaje".

    Y es que, en Estados Unidos, un mercado en el que encontrar vehículos con tres pedales supone algo casi excéntrico, los modelos deportivos del fabricante de Munich eran demandados principalmente con palanca accionable manualmente por los consumidores más puristas, algo que ahora ha terminado, gracias en gran parte, al gran trabajo de desarrollo por parte de BMW tanto con la transmisión automática de 8 velocidades como con su puesta a punto electrónica junto al propulsor.

    Quizá fue un error de previsión de los alemanes, al contrario de lo que ha sucedido en otras marcas como Porsche, o quizá los gustos automovilísticos entre continentes estén unificándose ligeramente, al menos en este tipo de vehículos deportivos pero, si es cierto que BMW habrá tenido más de un quebradero de cabeza con esta situación.

    Ahora, con este movimiento al otro lado del charco, los M5 gozarán de idénticas mecánicas a las que disponemos en Europa, un mercado en el que está creciendo la adopción de este tipo de transmisiones automáticas a pasos agigantados. Además, informan los germanos que este movimiento que se extenderá también al M6 en un breve periodo de tiempo, pero sin afectar, por el momento, a los modelos M más pequeños de su catálogo.