¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    BMW X8 2022, primeras fotos espía del nuevo SUV alemán... ¡Camuflado como un X7 facelift!

    15

    Oro parece, plátano es. Parece el facelift del BMW X7 pero, en realidad se trata de una temprana mula del futuro BMW X8. La marca alemana ha sido muy inteligente al utilizar al hasta ahora SUV más grande camuflándose. Los planes internos de la firma alemana y los indicios que presenta, especialmente en la parte delantera, declinan la balanza al futuro SUV.

    Podría ser el lavado de cara del BMW X7 pero se trata de un modelo que no ha llegado todavía a la mitad de su ciclo de vida comercial. De hecho, apenas lleva un año y medio en el mercado. Fue desvelado en octubre de 2018 y puesto a la venta en marzo de 2019. Este es el primer indicio de que el protagonista de estas fotos espía no es realmente su pertinente facelift de mitad del ciclo de vida comercial, sino del futuro X8.

    Un factor muy importante a tener en cuenta cuando BMW tiene previsto implantar cambios en la segunda mitad del próximo año, para que el X7 más actual llegue al mercado en noviembre de 2022, por lo que un plazo de dos años para probar un lavado de cara es demasiado. Especialmente, cuando la marca apenas dedica un año en esta labor.

    El frontal de la mula del X8, basada en el X7, es completamente diferente de este modelo

    La marca alemana ha sido muy inteligente al camuflar solo la delantera y trasera del SUV más grande hoy en la oferta, así pasando desapercibido. Pero si nos fijamos con más detenimiento, hay indicios relevantes especialmente en la parte delantera. Y es que comparado con el X7 que hay al lado, el panel del capó tiene un corte diferente en el borde de los faros, además de que los grupos ópticos están mucho más abajo, a la altura de la mitad de los riñones.

    De hecho, la parrilla también cambia, y no solo es más ancha, sino que se encuentra en una posición más baja que la unidad al lado izquierdo. Señales impropias de un lavado de cara de BMW, en los que la marca no invierte un gran dinero. Demasiados cambios, con unos grupos ópticos provisionales, muy similares a los que hemos visto en el nuevo i7. En la parte posterior, todo permanece idéntico, salvo la posición de los catadióptricos, que han cambiado su ubicación, detalles que inclinan la balanza del lado del futuro X8.

    El que será el SUV más lujoso y deportivo cuenta con el código interno de desarrollo G09, y se espera que sea presentado a finales de 2021, entrando en producción a finales de primavera de 2022, por lo que los concesionarios recibirán unidades tras el verano. El X8 contará con unas proporciones tan generosas como las del hermano menor, y con un diseño que no optará por la característica línea curvada del techo, sino más un estilo flotante, con una caída posterior similar a la del X2.

    La trasera de la mula del futuro BMW X8, apenas sin cambios comparado con el X7, dado su temprano desarrollo
    BMW X8 2022, primeras fotos espía del nuevo SUV alemán... ¡Camuflado como un X7 facelift!