¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Bosch trabaja en una pantalla táctil 3D, que desvelará en el CES 2020

    El gigante de los componentes de automoción tiene a todas sus áreas a pleno rendimiento. Una de las últimas novedades en las que trabaja es una nueva pantalla para el cuadro de instrumentos digital, con un sistema de visualización en tres dimensiones. Los técnicos de Bosch cambian el planteamiento de la actual generación eliminando los menús relativos a info-entretenimiento.

    Desde el más pequeño al más grande, casi todos los modelos del mercado ya cuentan con una pantalla digital en el cuadro de instrumentos, por lo que ya son pocos los que quedan con los tradicionales relojes analógicos. Son varios los proveedores y la gran mayoría incluyen funciones de entretenimiento.

    Sin embargo, Bosch no apuesta por esta última visualización. A su juicio, el cuadro de instrumentos debe mostrar los datos de velocidad, prestaciones y asistentes de seguridad, sacando la relativa a comunicaciones y entretenimiento a la consola central. Por tal motivo, Bosch trabaja en una nueva generación de pantallas para el cuadro de instrumentos adaptadas a una visualización en tres dimensiones, un modo que varía el funcionamiento según la información a mostrar.

    La nueva pantalla de instrumentos de Bosch destacará mensajes de emergencia casi flotantes

    La firma apunta que la nueva pantalla cuenta con una tecnología llamada "3D pasiva", que no requiere técnicas adicionales como el seguimiento ocular o el uso de gafas 3D para visualizar la información, una avanzada tecnología que no requiere más recursos para su funcionamiento, y que veremos en el CES 2020. El gigante explica que solamente dispone de una unidad de control frente a las actuales pantallas táctiles, que disponen de hasta 15 unidades, en función del color o si también son controladas por voz o no.

    Esta nueva pantalla responde a las necesidades del conductor, de manera que utiliza la profundidad para mostrar información relevante de los sistemas de asistencia, con mensajes emergentes cuando la situación requiere, mientras que la tecnología 3D también ofrece mejores vistas en los mapas de navegación, identificando los edificios o en la cámara de visión trasera para los estacionamientos ofreciendo mayor precisión en el cálculo de distancias entre el vehículo, paredes u objetos.