¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Adiós a los ángulos ciegos con la cámara frontal panorámica de Ford

    Javier Costas
    Javier Costas

    Cuando vamos a entrar en una intersección perpendicular a nuestra ruta, no siempre podemos ver si hay tráfico o peatones desde la izquierda o la derecha, por eso existen los STOP. Gracias a la tecnología será posible ver qué pasa, sin tener que meter tanto el morro.

    Primero llegaron las luces que iluminaban los cruces, ahora llegan las cámaras que ayudan en las intersecciones. Ford presenta su Front Split View Camera, que significa cámara frontal de visión partida, instalada en la parrilla delantera. Se trata de una cámara de 33 mm de ancho, que cubre un ángulo de 180 grados.

    La imagen, de 1 megapíxel de resolución, se proyecta en el sistema de infoentretenimiento de 8 pulgadas. El análisis de las imágenes de televisión permite que recibamos avisos acústicos si hay tráfico transversal, para que no entremos en la intersección todavía.

    Según el fabricante, la cámara funciona correctamente bajo cualquier condición metereológica (salvo niebla densa), aunque el sol incida directamente en la lente. Los primeros modelos que gozarán de esta opción -no vendrá de serie- serán los S-Max y Galaxy, que se fabrican en Valencia. Posteriormente lo tendrá el Ford Edge, y en lo sucesivo, Mondeo, Kuga, Focus...

    El conductor no tendrá que preocuparse excesivamente por la limpieza de la lente, ya que cada vez que se accione el limpiaparabrisas, recibirá un chorro a presión. Cada vez que el conductor no tenga visibilidad, tendrá que encender la cámara pulsando un botón, no proyecta las imágenes continuamente.

    Ford aporta el siguiente dato de la oficina estadística de accidentes europea SafetyNet: el 19% de los conductores que sufrieron un accidente en una intersección tuvieron problemas de visibilidad. Este extra permite aliviar el lógico estrés de abordar una intersección sin visibilidad, y reducir las posibilidades de chocar o de atropellar a un ciclista.

    El funcionamiento del sistema queda un poco más claro en el siguiente vídeo, que incluye subtítulos en castellano:

    Este sistema es similar a los ya existentes de aviso de tráfico transversal marcha atrás, que funcionan con la cámara trasera de estacionamiento. La idea no es revolucionaria, pero sí bastante práctica para el día a día.