¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Múltiples cambios en el 'BoP' de LMGTE-Pro para Le Mans

    Todos los GT participantes en la clase LMGTE-Pro han recibido aumentos de peso y reducciones de peso para las 24 Horas de Le Mans.

    La capacidad de los depósitos de combustible también se han ajustado para limitar los stint de la categoría a un máximo de 14 vueltas.

    FIA y ACO han publicado el 'Balance of Performance' de la categoría LMGTE-Pro específico para las 24 Horas de Le Mans. Este sistema ha pautado una serie de ajustes de peso y potencia para todos los coches a los varemos utilizados en las 6 Horas de Spa. Mientras que el Ford GT es el vehículo que recibe una mayor cantidad de lastre, el resto de los vehículos también reciben distintos aumentos de peso y/o ajustes en la brida de admisión para equilibrar su rendimiento. Por su parte, en la categoría LMGTE-Am también se han pautado algunas modificaciones, además de pautarse los tiempos de repostaje en ambas clases.

    En orden de peso, el coche más ligero será el Corvette C7.R configurado para funcionar con un peso de 1.244 y una brida de admisión de 29,5 mm. A continuación, el Porsche 911 RSR recibe 17 kilos extra para fijar su peso en 1.259 kilogramos, aunque tendrá una brida 0,6 mm más pequeña. Con 1.268 kilos de peso mínimo competirán los BMW M8 GTE y los Aston Martin Vantage, ambos modelos nuevos. El primero ha recibido lastres por 13 kg, mientras que el segundo por 5 kg. El Ford GT recibe el lastre más grande con 25 kilos extra para tener un peso final de 1.280 kilos, por los 1.291 del Ferrari 488 GTE que recibe 11 kilos.

    La reducción de potencia aplicada a los BMW y los Aston Martin es similar, mientras que los Ferrari y Ford se mueven también en cifras parecidas en lo que al turbo se refiere. En comparación con las 24 Horas de Le Mans de 2017, cabe destacar que los Porsche y Corvette ganan 1 kg y mantienen su brida de admisión sin cambios. Ford competirá con 12 kilos más y Ferrari con un sobrepeso de 23 kilos. La eficiencia del turbo en ambos casos es casi idéntica. Por último, los Porsche tendrán un depósito de 101 litros, por lo 98 de los Ford, los 96 de los Corvette y los 92 de los Ferrari.

    Los LMGTE-Pro no podrán completar más de 14 vueltas por cada stint en la cita reina del WEC y su tiempo de repostaje en boxes será de 35 segundos como mínimo, por los 45 segundos que deberán durar los repostajes en LMGTE-Am. En la categoría amateur los Aston Martin y el Porsche recibirán una brida 0,6 mm más pequeña en relación a Spa, lo que se traduce en una brida de 28,8 mm en el primero, mientras que el Ferrari sufre una disminución ligera del impulso del turbo. Mientras que el GTE italiano reduce su peso 4 kilogramos, el Porsche sufre un lastre de idéntico peso.

    Fotos: Ferrari Races / Aston Martin Racing