¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Cara o cruz para Sébatien Ogier, Citroën o M-Sport

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Sébastien Ogier ha visto como las puertas de Hyundai Motorsport y Toyota Gazoo Racing se han cerrado por completo.

    El francés debe elegir entre volver a Citroën Racing o continuar en una M-Sport que sigue sin conseguir una implicación directa de Ford.

    Cuatro veces campeón del WRC y con el quinto título bien enfocado. La situación de Sébastien Ogier parecía inmejorable al inicio de la ‘Silly Season’, ese periodo de tiempo en el que todo tipo de rumores, conversaciones y negociaciones se dan a la par. De hecho, Ogier partía con una margarita a deshojar en la que sus pétalos representaban a los cuatro equipos de fábrica presentes en el Mundial. Sin embargo, la apuesta de Hyundai por Andreas Mikkelsen y el fichaje de Ott Tänak por Toyota han reducido las opciones a dos. Volver a Citroën o seguir en M-Sport, esa es la cuestión.

    Citroën Racing parece la opción más sólida. Yves Matton, máximo responsable del proyecto francés, ha repetido por activa y por pasiva que su gran objetivo pasa por fichar a Sébastien Ogier. A favor de la opción de Citroën está que el proyecto cuenta con todo el apoyo del Grupo PSA. Sin embargo, el rendimiento del Citroën C3 WRC ha sido deficitario y solo ha emergido cuando Sébastien Loeb se ha puesto a sus mandos. Precisamente la presencia del nueve veces campeón del WRC en la órbita del equipo puede generar dudas en el que es su sucesor.

    Sébastien Ogier ha expresado más de una vez que quiere seguir en M-Sport. Una afirmación que sin embargo viene supeditada a que Ford aterrice en el WRC y brinde apoyo oficial y de peso a una M-Sport que ha conseguido parir un Ford Fiesta RS WRC de nueva generación muy rápido en todo tipo de superficies y circunstancias, pero a que priori irá perdiendo fuelle al no contar con el apoyo directo de un fabricante. Ogier no quiere repetir la experiencia de este año -a pesar de los tremendos esfuerzos de M-Sport- y sigue a la espera de Ford, fabricante que ha dejado el World Rallycross.

    Fotos: Red Bull Content Pool