¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cómo matricular tu coche como vehículo histórico y por qué

    Los vehículos históricos disfrutan de cierto estatus de protección por parte del Estado, siempre y cuando se cataloguen y matriculen como tales. Las ventajas no es que sean muchas, depende de la situación particular del vehículo y de su dueño.

    Fotografía: Contando Estrelas (Flickr) CC BY-SA

    El Real Decreto 1247/1995, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos, solucionó algunos problemas en lo relativo a conservar y preservar vehículos antiguos. En aquel momento se podían catalogar como vehículos históricos los anteriores a 1970 (25 años), pero desde 2018 se exigen al menos 30 años de antigüedad.

    Un vehículo histórico pasa un examen por parte de la Administración para asegurar que se preserva tal y como salió de fábrica, aunque se admiten algunas modificaciones propias de la época... o las que el inspector quiera considerar como tales. No es algo que vaya a la carta. En lo fundamental, el vehículo debe ser lo más original posible: motor, frenos, dirección, suspensión o carrocería.

    El trámite se puede hacer para ciclomotores, motos, coches, camiones, autobuses...

    También pueden acogerse a este régimen los vehículos de colección, aunque no tengan 30 años cumplidos, como ediciones muy limitadas -producción no seriada- o aquellos que por sus características, singularidad, escasez manifiesta u otra circunstancia especial muy sobresaliente, merezcan acogerse al régimen de los vehículos históricos. Eso dice la normativa.

    Fotografía: Contando Estrelas (Flickr) CC BY-SA

    ¿Qué hace falta para matricular un vehículo histórico?

    La normativa indica lo siguiente:

    1. Previa inspección en un laboratorio oficial acreditado por el órgano competente de la Comunidad Autónoma de residencia, si bien el laboratorio puede ser de otra región. La documentación necesaria viene desglosada en el Artículo 3 del RD 1247/1995, y el procedimiento del laboratorio en el Art. 4.
    2. Resolución favorable de catalogación del vehículo como histórico, dictada por el órgano competente de la Comunidad Autónoma. Esta es la parte más lenta de todo el proceso, semanas o meses. La resolución puede imponer limitaciones de velocidad, uso o periodicidad de ITV.
    3. Inspección técnica, previa a su matriculación, efectuada en una estación de inspección técnica de vehículos. Esta inspección puede ser más cara de lo normal. Desde 2018 la elección de ITV es libre en cualquiera de las CCAA.
    4. Matriculación del vehículo como histórico en la Jefatura Provincial de Tráfico del domicilio del interesado. Al terminar el trámite se obtiene un número de matrícula H 0000 BBB, se puede conservar la original si se desea.

    Para más información, consulta el RD 1247/1995, lo que ahí pone "va a misa".

    Fotografía: Luiyo (Flickr) CC BY-SA

    En lo relativo a la matriculación, una vez superados los pasos 1, 2 y 3, hay que reunir unos cuantos papeles. La DGT nos solicitará pagar la tasa de 97,80 euros de matriculación de vehículos históricos, ya sea un vehículo nacional o uno que venga del extranjero. Si viene de fuera de la UE hará falta el Documento Único Administrativo (DUA) que expide Aduanas.

    Necesitamos también la resolución favorable del órgano competente de una Comunidad Autónoma, la tarjeta de inspección, fotografías a color (laterales, delantera y trasera), el permiso de circulación y tarjeta ITV, y toda la documentación original del país de origen si no es España. Salvo las fotos, precisaremos de fotocopias también, incluyendo de nuestro DNI.

    La propiedad se acredita mediante documentos notariales, factura de compra (de empresa) o contrato de compraventa (de particular). Lo que esté en lengua extranjera puede ser necesario traducirlo de forma jurada, aunque no hace falta para fichas técnicas normalizadas dentro de la UE (los campos son estándar). Puede que se soliciten más papeles si está difícil justificar algo de lo anterior.

    Fotografía: Darío Álvarez (Flickr) CC BY

    ¿Y esto cuánto cuesta?

    La catalogación, ficha reducida y laboratorio puede costar entre 300 y 500 euros, aproximadamente. A eso hay que sumar las tasas de tráfico e ITV, impuestos aparte. Si el vehículo no es nacional se pueden pedir matrículas provisionales (verdes), 20 euros más lo que cueste hacerlas, válidas por 60 días y prorrogables cuatro veces. Si no, habrá que moverlo al laboratorio e ITV en grúa.

    Tendremos que pagar los siguientes impuestos:

    Estas últimas cantidades son variables. Lo más económico es convertir en histórico un ciclomotor.

    Por dar una cifra orientativa, 600 euros en un caso muy favorable, sin recurrir a terceras personas, impuestos bajos, tasas de ITV al mínimo (hay grandes diferencias entre las CCAA), los plazos acaban sin necesitar mover el vehículo en grúa y valor bajo del mismo. Lo normal es que cueste un poco más, cerca de 1.000 euros o algo más para un coche. En la DGT vamos a pagar siempre lo mismo.

    Fotografía: Rafa (Flickr) CC BY

    ¿Cuáles son las ventajas de matricular un vehículo como histórico?

    En teoría, la Administración tiene un trato más amable con el vehículo. Por ejemplo, en algunos ayuntamientos se exime a los históricos de seguir pagando el IVTM (mediante bonificación del 100%), en otros basta con que superen los 25 años, o puede no haber ningún beneficio y pagan como cualquier vehículo de su cilindrada y tipo de motor. Consulta la ordenanza de tu ayuntamiento.

    Dependiendo de la antigüedad, puede permitirse pasar la ITV cada año, cada dos, o cada más, sobre todo en el caso de vehículos no susceptibles de ser utilizados a menudo. En algunas aseguradoras puede haber una rebaja importante de la prima, eso sí, comprometiéndonos a hacer un kilometraje anual pequeño y poseyendo otro vehículo.

    También puede ocurrir que, a pesar de que los vehículos históricos no tienen distintivo ambiental (son de categoría "A"), se les permita circular o estacionar en circunstancias en las que un vehículo no histórico no pueda hacerlo. Por otro lado, a la hora de vender el vehículo puede aumentar su valor, se presupone mejor conservado o en su forma original (o todo lo que se pueda).

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto