¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Con el nivel 3 de conducción autónoma conduces, pero menos...

    Niveles de conducción autónoma actualizados en 2018SAE International

    En la carrera hacia la conducción autónoma el nivel 3 supone una importante diferencia sobre el nivel 2, y es que el conductor puede desatender puntualmente lo que tiene delante y el propio volante. Es el siguiente paso hacia delante.

    Varios modelos a la venta ya tienen un nivel de conducción semiautónoma de nivel 2. Esto significa, de acuerdo a la clasificación de SAE, que el conductor debe estar pendiente de lo que sucede a su alrededor pero recibe asistencia en acelerador, freno y dirección asistida al mismo tiempo.

    Gracia al nivel 2 es más fácil mantener la conducción en vías rápidas, sobre todo en lo relativo a la velocidad más adecuada considerando el tráfico que hay delante, y manteniendo el vehículo dentro de su carril aunque el conductor se distraiga momentáneamente. Lamentablemente, algunos conductores se creen que es un nivel superior y algunos lo han pagado con sus vidas o se han visto involucrados en accidentes.

    Pero descartando unos incidentes puntuales debidos a negligencia pura y dura, vamos a hablar del nivel 3 de autonomía. Como podemos ver en el gráfico superior, en el nivel 3 las asistencias permiten estar sentado en el asiento del conductor pero sin hacer nada.

    Con el nivel 3 el vehículo puede moverse por su cuenta en situaciones muy concretas de circulación sin que prestemos atención

    Por lo tanto, el conductor puede retirar las manos del volante(hands off)y también la vista de la carretera(eyes off), pero sin llegar al extremo de echarse la siesta, abandonar la plaza en marcha ni ninguna locura semejante. Si aceptamos barco como animal acuático, podríamos transigir y dejar al conductor consultar su teléfono móvil o un libro.

    Tal y como describe el organismo internacional, el nivel 3 se ha pensado para situaciones de conducción muy monótonas y repetitivas, como la conducción en atascos o tráfico denso. Con nivel 3 el vehículo se encarga del arranca y para, y mantener el vehículo en el carril. Más de uno hemos clamado al cielo por algo así.

    Es cierto que hay modelos a la venta que ofrecen algo similar, un asistente de conducción en atascos, que básicamente hacen lo mismo, pero requieren que el conductor esté pendiente de lo que sucede. Con el nivel 3 no sería necesario, liberándose por fin de la insufrible conducción de arranca y para.

    Prototipo de Ford Fusion Hybrid para pruebas de conducción autónoma

    Eso sí, en cualquier momento el sistema puede exigir al conductor que tome los mandos y se haga cargo de la situación, porque el automatismo solo funciona cuando se cumplen una serie de condiciones, como una baja velocidad o que las líneas que delimitan los carriles sean visibles.

    También podría desconectarse el sistema en el caso de que la climatología sea adversa, o si algún sensor no funciona correctamente. Por ejemplo, los asistentes basados en cámaras pierden eficacia si la luna no está limpia, si atravesamos una señalización circunstancial (obras) o nos topamos con un agente de tráfico que lo regule a mano.

    Hay fabricantes que están apostando por esa vía para próximos lanzamientos, pero claro, siempre y cuando se permita legalmente. Recordad que hemos introducido un concepto nuevo: el conductor deja de conducir, luego tiene que autorizarse la conducción por parte de una inteligencia artificial.

    Prototipo de Mercedes-Benz Clase S

    Los fabricantes podrán cubrirse las espaldas mediante la tecnología de geofencing, o dicho de otra manera, geolocalización limitada. Supongamos que en Alemania se legaliza el nivel 3, pero no en la vecina Polonia, por lo que el sistema debe desconectarse antes de un cruce fronterizo para evitar problemas, para lo cual el GPS ayuda.

    Además, también hay que tener en cuenta uno de los puntos débiles del sistema, ¿y si el conductor ha desconectado demasiado? No parece muy difícil sucumbir a la somnolencia, sobre todo si el vehículo se encarga de los mandos. Google ya ha tenido experiencias negativas al respecto, Ford también. El ser humano es así de imperfecto.

    Como todo adelanto tecnológico puede usarse de forma correcta o incorrecta. Idealmente, el nivel 3 es para hacer más llevaderas las retenciones de tráfico denso, no para echarse una cabezadita, o para poder conducir bebido o muy cansado. Para eso hay que esperar al nivel 5, en el que uno ya puede olvidarse por completo de los mandos desde el punto A al punto B. Y no vendrá precisamente mañana...