¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El interesante robot de Continental para cargar coches eléctricos llega en 2024

    El interesante robot de Continental para cargar coches eléctricos llega en 2024
    Continental y Volterio desarrollan un robot para cargar coches eléctricosContinental / Volterio
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El avance del coche eléctrico obliga a mover una de las más importantes fichas, amén de la capacidad de la batería. Se trata de los cargadores eléctricos, una herramienta fundamental que van aumentando sus prestaciones. Continental ha presentado el sistema de carga inalámbrica autónoma Volterio, en producción en 2024.

    Es imparable el ascenso, y el protagonismo, que van teniendo los coches eléctricos en las cifras de ventas europeas. Las marcas están lanzadas en una carrera muy dura con una gran competitividad, por lo que las claves ya no se limitan a la capacidad, y autonomía, de las baterías, sino también al sistema de carga. La mayor parte de los cargadores eléctrico son estándar, pero ya se empieza a vislumbrar también una tecnología que hasta ahora no había tenido el éxito esperado.

    La carga inductiva se adelantó a su tiempo, en algunas marcas ampliada también para los híbridos enchufables, pero sin el éxito que se le presuponía. Ahora, Continental ha revelado un avanzado sistema de carga inalámbrica y autónoma para coches eléctricos alimentados por batería llamado «Volterio». Una revolución que permitirá que sea el vehículo el que se coloque directamente sobre el punto exacto para la transmisión de corriente, en lugar de hacerlo el conductor. El sistema consta de dos piezas, una que se monta sobre el vehículo y otra instalada en la superficie del suelo destinada a la carga.

    Continental Volterio
    Continental Volterio, el robot consta de una unidad bajo el coche y otra en el suelo

    Volterio estará a la venta al público en 2024

    Dado que el sistema está embarcado directamente desde fábrica, los conectores se encuentran protegidos por unas trampillas que se abren y cierran a la hora de realizar el proceso de carga, y cuando se termine según la programación o por interrupción voluntaria, para evitar la entrada innecesaria de suciedad. Todo se realiza a través de un sistema de guiado autónomo entre las dos unidades, en segundos, y sin preocupación del tipo de corriente a utilizar, pues el corazón autónomo es el que decide en base al estado de la batería -el SoC- y el tiempo de carga.

    Continental apunta que las pruebas realizadas con este robot de carga de coches eléctricos determinan que el propio sistema puede corregir una desviación de hasta 30 centímetros en la colocación del coche eléctrico ante la superficie de carga. Una solución muy interesante que apenas pesa dos kilogramos, y que se puede adaptar para cualquier eléctrico del mercado, en función de los requerimientos técnicos del fabricante. Continental Engineering ha anunciado que estará lista para ofrecer este sistema en producción de volumen a partir de 2024.

    Por ahora, se desconoce si existe algún fabricante interesado en este sistema, pero la división de ingeniería del proveedor de tecnologías ha anunciado, y confirmado, que se ofrecerá en una variante doméstica con corriente alterna de hasta 22 kW, además de un sistema adaptado para carga rápida y con una capacidad de carga superior a 50 kW de corriente continua. El primero se encuentra todavía en una fase de prototipo, mientras que para el segundo habrá que esperar poco tiempo más. Una mejora importante para los coches eléctricos, pero también muy interesante para estos modelos de cero emisiones más antiguos, pues también podrán ser acondicionados para equiparse con esta solución de carga rápida.