¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Dacia cumple 15 años y mantiene la senda del éxito

    Dacia Logan y Sandero

    Lo que comenzó como una marca blanca de Renault tras la adquisición de la rumana Dacia se ha consolidado con los años como un modelo de éxito: vender coches con lo que los clientes exigen como esencial, y nada más.

    En realidad, la historia de Dacia no comenzó en 2004, sino en 1968, cuando se fundó un fabricante por parte de las autoridades rumanas (en la órbita de la URSS) para producir coches para los camaradas. Renault proporcionó licencias para hacer coches basados en los suyos. Así fue hasta 1999, cuando Dacia se privatizó.

    Los franceses se hicieron con el 51% del accionariado, dominando la empresa, y en 2003 se adquirió por completo. En solo cinco años la fábrica de Pitesti se adaptó a los estándares modernos y del Grupo Renault, con una inversión de 489 millones de euros. Dacia se convertía en una segunda marca de Renault con un modelo estrella, el Logan.

    La receta inicial era vender coches con el equipamiento justito y prestaciones dignas pensando en gente de bajos ingresos y en países del entorno en vías de desarrollo. Pero la clase media europea acogió con júbilo la marca y Renault se vio obligada a ir aumentando los «lujos» en su gama. Aún así, la idea básica se ha mantenido: lo mejor que se puede dar por «poco dinero».

    

    Dacia es una marca envidiada entre las generalistas porque o crece o se mantiene, pero no cae

    Si nos fijamos en el historial de ventas de Dacia, es una tendencia constante al crecimiento, y es una marca que no sabe qué es perder ventas, en todo caso mantenerlas. Solo la crisis del coronavirus, que pasará factura este año, afectará a tan impecable trayectoria al cabo de los años. Es una marca anticrisis de manual.

    Los modelos de Dacia se han vendido como Renault, Lada o Nissan en otros mercados internacionales

    El corazón de gama fue el sedán Logan hasta que llegó la versión subcompacta, Sandero. Incluso hoy día estos dos modelos suman casi la mitad de las ventas mundiales de Dacia, pero una de las mejores ideas fue la introducción del todocamino Duster, así como las versiones con estética crossover (Stepway), llegando a venderse mejor que el modelo base.

    En el gráfico superior no se han tenido en cuenta las versiones comerciales, que merecen un comentario aparte, fundamentalmente Dokker y versiones N1 de otros modelos. El planteamiento de Dacia también es válido para autónomos y flotas donde se mira cada céntimo con lupa. El modelo menos exitoso es el Lodgy, que tiene su público pese a todo.

    Los datos que podéis ver sobre estas líneas hablan por sí solos. Dacia es un fabricante que resiste las crisis económicas y las dificultades, con una importante penetración en un mercado tan exigente como el europeo, y todo eso sin hacer grandes inversiones. De las marcas generalistas es de las más rentables.

    El secreto está en la producción en países en vías de desarrollo o con salarios bajos, estandarizar al máximo, tirar de lo posible de las sobras tecnológicas de Renault o las sinergias de grupo, una gama reducida de colores o extras, aprovechar la red comercial de Renault, el boca a boca, etc.

    Además, es una marca con modelos con poca edad media, ya que se han ido renovando rápidamente, eso sí, manteniendo lo fundamental. Incluso Dacia se ha metido en el mundo de las carreras desde 2010/2011, y con nada más y nada menos que la leyenda francesa Alain Prost. En España se sacaron de la manga una competición monomarca, la Dacia Sandero Rallye Cup.

    Dacia Sandero de carreras

    Dacia ha resistido todo lo posible la introducción de tecnologías punteras en motores, tirando de motores Renault y con el aporte de la gama GLP (ahora gama ECO-G), donde Dacia se ha hecho con un buen trozo del mercado de combustibles alternativos. El año que viene Dacia tendrá su primer eléctrico, basado en el concept Spring que se habría mostrado en el Salón de Ginebra (tal y como se planteó).

    Aunque el impacto del coronavirus va a doler a todos los fabricantes, Dacia ya está posicionada como una marca asequible y que se coloca a precios similares a los de un vehículo de ocasión. Esto hará que, debido a la inminente recesión, Dacia aguante la embestida mucho mejor que otras marcas con reputación intachable.

    Ahora que los concesionarios empiezan a poder abrir sus puertas al público, los clientes se toparán con la serie limitada Aniversario, con detalles estáticos y de equipamiento. Además, darán facilidades, hasta septiembre no se empieza a pagar y Dacia invita al primer año de seguro. Una vez más, Dacia es sinónimo de coche anticrisis.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto