¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El viejo Dacia Logan vuelve a fabricarse en Irán pero sin intervención de Renault

    Renault Tondar 90Renault

    Un fabricante local iraní ha confirmado que va a retomar la producción del antiguo Dacia Logan sedán en ese mercado pero de manera totalmente ajena a Renault, que no va a participar en dicho proyecto ya que tuvo que salir de Irán debido al bloqueo impuesto por Estados Unidos.

    La compañía iraní SAIPA ha confirmado que va a reanudar por su cuenta y sin la colaboración de Renault la producción de la variante del Dacia Logan que era fabricada en ese mercado hasta el pasado año 2018, momento en el que el fabricante galo se vio obligado a salir del país por las sanciones impuestas por los Estados Unidos. Lo que irremediablemente supuso la paralización total de la producción del modelo en la planta de Teherán.

    Hasta entonces, Renault producía en Irán una variante de la primera generación del Dacia Logan sedán, pero sin emplear los emblemas de la compañía rumana. Por lo que el modelo lucía el tradicional rombo de la compañía francesa y era comercializado empleando las denominaciones Renault L90, Renault Tondar 90 y Renault Pars Tondar. Como podemos ver en las distintas imágenes que ilustran este artículo y que se corresponden con la variante iraní del modelo.

    Imagen de archivo del Renault Tondar 90 iraní.

    Nueva producción

    Según SAIPA, compañía con sede en Teherán que ha fabricado docenas de modelos remarcados en el pasado procedentes de muy diversas marcas, la producción de esta variante del Logan podrá retomarse gracias a que la compañía ha logrado localizar el 85% de los elementos necesarios para la producción del modelo, aunque no han detallado el origen de estos. Por lo que por el momento desconocemos de dónde procederán elementos y dispositivos tan importantes como la mecánica o los distintos componentes electrónicos del vehículo. Según la información declarada por el fabricante iraní, esta iniciativa no ha contado con la ayuda, intervención ni colaboración a ningún nivel de Renault. Lo que despierta aún más nuestra curiosidad.

    Aunque fuese posible localizar y reunir todos los proveedores necesarios para fabricar un modelo concreto como es esta variante del Dacia Logan sin la colaboración de su fabricante original, que resulta bastante más complejo de lo que parece a simple vista si tenemos en cuenta que el bloqueo a Irán afecta a las empresas de prácticamente todo el mundo, siempre queda el problema de los derechos, pues el propietario legítimo de la tecnología y el diseño del Logan sigue siendo el Grupo Renault. Que suponemos no debe estar muy contento de ver como otros hacen negocio con su producto.

    Hace ya unos meses sucedió otro caso muy similar también en Irán, cuando IKCO (Irán Khodro Company) restableció la producción del Peugeot 301, una variante del Citroën C-Elysée que también era fabricada en ese mercado y que vuelve a estar disponible, pero sin intervención ni colaboración alguna del Grupo PSA.