¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Daimler apunta que producirá motores de combustión mientras sean rentables

    Mientras la Unión Europea trata de poner fecha final a la producción de motores de combustión, algunos fabricantes se han encargado de señalar la suya propia en los calendarios. Sin embargo, Ola Källenius, CEO de Daimler, ha señalado en unas declaraciones que seguirán produciendo motores de combustión mientras sean viables.

    Una selección de países europeos ya ha pedido a la Unión Europea que establezca una fecha límite para el cese de los motores de combustión, la única forma de marcar una fecha tope entre el galimatías de los fabricantes, ya que cada uno señala un año. Unos para 2030, otros 2035 y otros llegan hasta 2040. El organismo europeo también se encuentra con que la imposición obligada no es la mejor forma de alcanzar un consenso, a la vez que sabe la dificultad que supone la contrapartida de los fabricantes.

    Y es que no están en contra de la medida, pero sí piden que los países miembros desarrollen la infraestructura de carga rápida para un parque móvil de coches eléctricos. Y, mientras el CEO de Daimler ha echado algo más de leña al fuego. Ola Källenius ha participado en el foro anual del «Future of the Car Summit», organizado por el diario «Financial Times», y en el que ha dejado clara su estrategia: «Mercedes producirá motores de combustión interna siempre que sean comercialmente viables».

    Foto Mercedes EQS - exterior
    Los modelos eléctricos se impondrán por sí solos a los de combustión

    La ventas de modelos de gasolina y diésel financian el desarrollo de eléctricos

    Källenius ha añadido que «en el momento en que tenga sentido, la compañía está lista para pasar a la electrificación completa». Es más que evidente que el gigante de la estrella se encuentra inmerso en el brutal despliegue de coches eléctricos de nueva generación, reconociendo el sueco que «En el camino hacia las cero emisiones, llegaremos a un punto en el que nuestros estándares cambiarán, donde la propulsión eléctrica se convertirá en nuestra principal propulsión, y la propulsión por combustión eventualmente perderá peso».

    Hoy, la firma cuenta con un elenco de motores de gasolina y diésel de última generación, a los que está sumando dos formas de electrificación: MHEV con 48 y 400 Voltios e híbridos enchufables. Tecnologías obligatorias para poder superar la futura norma de emisiones Euro 7. La gran cuestión es si seguirá invirtiendo en el desarrollo de nuevos motores de combustión u optará por la misma «tangente» que se ha salido Renault, la de actualizar la gama existente pero no dedicar ingente cantidades a nuevos propulsores.

    Källenius también ha señalado que Mercedes no ha elegido una fecha cambiar a la electrificación total y poner fin a la producción de motores de combustión interna, aunque internamente apunta a 2039. El directivo sueco ha explicado que la decisión se basará en la «curva S», cuando el crecimiento exponencial de los modelos eléctricos se vuelva tan rápido que ocurrirá por sí solo.

    Fuente: Financial Times