¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Daimler venderá todas sus acciones en Renault, y también parte de Daimler Truck

    Daimler venderá todas sus acciones en Renault, y también parte de Daimler Truck
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    El tablero de juego para Daimler va a cambiar en breves. Se deshará de la participación de Renault, mantiene (de momento) la de Nissan, y colocará el 65% de Daimler Truck (incluye el negocio de autobuses) a sus actuales accionistas.

    Daimler AG, matriz de Mercedes-Benz, va a realizar dos ventas importantes. Por un lado, va a vender toda su participación en Renault, fabricante con el que todavía coopera, así como una parte muy significativa de la división de camiones. En teoría, todo son ventajas.

    A principios de año os contamos las intenciones de Daimler AG de realizar ambas operaciones. En febrero de 2021 llegaron las noticias de la posible escisión de la división de camiones en una nueva empresa -llamadlo spin-off-. Esta operación tenía que ser refrendada por los accionistas en una junta extraordinaria, y dijeron que sí. El 10 de diciembre saldrá a la venta.

    Por otro lado, la colaboración entre Renault y Mercedes-Benz, que ya tiene más de 10 años, se va diluyendo cual azucarillo y los lazos accionariales se están deshaciendo. Renault anunció en marzo que vendería su parte de Daimler AG, el 3,1% de la empresa, aprovechando la recuperación bursátil de la matriz alemana.

    La tercera generación de smart fue un desarrollo conjunto con Renault. Salió mal, como con Mitsubishi (2ª) y por su cuenta (1ª)

    Después del cierre de mercados del miércoles, Daimler ha empezado a ofrecer las acciones de Renault a inversores institucionales, 9,2 millones de títulos, un montante de 316 millones de euros. Esta venta no tendrá ningún impacto en la colaboración actual con el fabricante galo.

    Por su parte Nissan, el otro miembro de la Alianza con Renault, soltó lastre allá por junio, ya que tanto Nissan como Renault tenían un 3,1% en Daimler AG. Los fabricantes de la Alianza recuperaron un dinero que les venía muy bien, y sacaron beneficios dada la diferencia de cotización de la compra y la venta.

    No obstante, Daimler todavía tiene el 3,1% de Nissan, participación que previsiblemente acabará vendiendo también. La colaboración entre Daimler y la Alianza se ciñe de momento a vehículos industriales ligeros basados en Renault Kangoo. Es posible que la colaboración se amplíe a la talla media (Trafic) y grande (Master), al retirarse Fiat del acuerdo por estar dentro de STELLANTIS.

    Mercedes-Benz Citan, recién renovada para 2022

    En el recuerdo quedan múltiples colaboraciones entre Daimler y Renault, como la gama smart/Twingo, la pick-up Clase X, motorizaciones gasolina y diésel, etc. Los máximos responsables de Daimler y la Alianza, cuando esta se suscribió, ya no están. Dieter Zetsche cedió el testigo a Ola Källenius, y Carlos Ghosn fue arrestado en Japón a finales de 2018. Justo antes de acabar 2019, protagonizó una escapada de película al Líbano.

    Pero sin duda el quid de la cuestión es la venta de Daimler Truck tras recibir luz verde de los accionistas. La parte de turismos y furgonetas actualmente colabora con la de camiones y autobuses, pero esto está siendo un motivo de lentitud a la hora de tomar decisiones, y ambas compañías pueden ir mejor por separado.

    Daimler AG mantendrá en sus manos el 35% de Daimler Truck, el resto se la quedarán el resto de accionistas, entre los cuales ya no está la Alianza. Tampoco es el área de camiones muy de su interés, ya que Renault Trucks está en manos de AB Volvo (que no tiene relación con Volvo Cars más allá del logo, el nombre, etc). Por cierto, Mercedes-Benz y Volvo colaboran en materia de camiones de pila de combustible de hidrógeno.

    Mercedes-Benz tendrá separadas sus actividades de turismos/furgonetas de las de camiones/autobuses, aunque mantendrán lazos accionariales y tecnológicos más suaves

    La división de camiones espera terminar el año con un retorno ajustado sobre ventas del 6-8%, considerando que ha sido un mal año por la crisis de los microchips y por las materias primas más caras. Hacia 2025 el retorno se espera que llegue al 10% de media. En 2030 esperan que el 60% de sus ventas correspondan a camiones eléctricos.

    Los objetivos de la división de camiones escindida es lograr una mayor rentabilidad y avanzar firmemente hacia la movilidad sin emisiones. Para eso hay dos caminos, los modelos 100% eléctricos como eActros, y los de pila de combustible que se están desarrollando. Poco a poco, la clientela irá abandonando los camiones diésel, que ahora no tienen sustitutos claros a la vista.

    En cuanto a Mercedes-Benz (turismos y furgonetas) también se beneficiarán de una estructura de toma de decisiones más rápida, pudiendo hacer frente a los desafíos de la década más ágilmente. Se apuesta a largo plazo todo a los eléctricos, por el camino se quedarán los gasolina, los diésel, y los híbridos enchufables.