¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Renault suelta lastre: venderá su participación en Daimler, pero mantienen su alianza

    Luca de Meo, CEO de Renault, en un acto de eneroGroupe Renault

    La colaboración entre Daimler, Renault y Nissan tiene más de 10 años de vida, y los lazos incluyen intercambios accionariales. Dado que las acciones de Daimler están en su mejor momento desde hace tres años, Renault aprovecha para hacer caja y vender su participación.

    A lo largo de la década 2010-2019 vimos múltiples ejemplos de cooperación entre Renault Nissan y Daimler, la matriz de Mercedes-Benz y smart. Ambos fabricantes compartieron motorizaciones, desarrollaron la familia de pick-up de una tonelada (Navara, Alaskan y Clase X), los urbanos smart/Twingo, etc.

    A partir de junio 2014 la alianza entre Renault Nissan y Daimler se fortificó con un intercambio accionarial. La Alianza Renault Nissan se hizo con el 3,1% de Daimler, y estos con el 3,1% de Renault y el 3,1% de Nissan. A su vez, Renault y Nissan mantienen intercambios accionariales desde hace más de 20 años, así que se repartieron a escote el trozo de Daimler.

    Hoy mismo el Grupo Renault ha anunciado que va a colocar en el mercado antes del próximo martes 16 la totalidad de su parte de Daimler, que es el 1,5%, con una valoración aproximada de 1.200 millones de euros. Las acciones del fabricante alemán pasan ahora mismo de los 72 euros por título.

    El Renault Twingo, al igual que el smart forfour (y fortwo) ya solo se vende «a pilas», los gasolina fueron descatalogados

    Con esta operación Renault va a ganar algo de dinero, pues cuando se produjo el intercambio accionarial Daimler AG estaba en el entorno de los 62-63 euros por título. Desde entonces, Daimler AG ha tenido un techo de cotización próximo a los 100 euros alcanzado en octubre de 2014.

    Pero lo importante para Renault no es ganar dinero, más bien es recuperar dinero contante y sonante para mejorar su salud financiera. El 2020 fue un año nefasto, pero especialmente para Renault. Sabían que iban a perder dinero, pero no que acabarían palmando casi 8.000 millones de euros (récord, por cierto).

    El estado francés, accionista de Renault, ha tenido que echar una mano al fabricante galo, eso sí, poniendo condiciones

    Y a dicha situación no ayuda en absoluto la crisis de los microchips, que obliga a la parada forzosa de algunas fábricas por falta de stock, por si no había ya suficientes problemas. El fabricante del rombo lleva pasándolo mal desde que a finales de 2018 su CEO, Carlos Ghosn, fue hecho prisionero por las autoridades japonesas. Justo al terminar 2019, el ejecutivo logró fugarse.

    La Clase X no funcionó pese a su mejor acabado y motor diésel más potente, básicamente por ser demasiado cara

    Ahora es buen momento para soltar lastre, las acciones de Daimler AG han recuperado niveles de enero de 2018, gracias al anuncio de que van a separar de la matriz la división de camiones y autobuses, Daimler Trucks. El reciente acuerdo judicial en EEUU de 1.500 millones de dólares por el «Dieselgate» no se ha notado apenas.

    Los bancos BNP Paribas y HSBC Continental Europe son los encargados de colocar esos 16,45 millones de acciones de Daimler a inversores cualificados. Los detalles de la transacción los conoceremos previsiblemente la semana que viene.

    De acuerdo a una fuente que cita Bloomberg, el paquete accionarial completo ya tendría dueño o dueños, aunque este detalle es completamente confidencial. El montante de la venta le vendrá bien a Renault para tapar agujeros (vamos, deudas) mientras se mantiene la crisis del COVID-19 y de los microchips.

    La nueva generación de Mercedes-Benz Citan contará con una versión 100% de pasajeros, mejor acabada, denominada Clase T

    En un principio no hay que temer por la continuidad de la alianza entre Renault, Nissan y Daimler, aunque varios de sus proyectos se hayan terminado: ya no hay Clase X, Mercedes-Benz y smart están dejando de usar motores Renault, etc. Por otro lado, Daimler estrecha lazos con su accionista mayoritario, el chino Geely.

    Eso sí, continua abierto el frente de los vehículos industriales de talla media y grande. Renault y Nissan habían desarrollado las generaciones actuales de Trafic/NV300 y Master/NV400 con lo que antes era FCA y ahora es STELLANTIS. Hace falta un socio nuevo, y uno de los más lógicos es... Daimler.

    Hay grandes posibilidades de que Renault, Nissan y Daimler sigan colaborando en este campo. La Renault Kangoo, que ya se comercializa como Nissan NV250 (sustituye a Nissan NV200), también se vende como Mercedes-Benz Citan. Seguramente se confirme en unos meses o años que también colaborarán para las próximas generaciones de Vito/Trafic y Master/Sprinter.