¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Opel vuelve a ser acusado en la televisión alemana de implicación en el caso #Dieselgate

    Después de que la ONG Deustche Umwelthilfe levantase la liebre, relacionando a Opel (General Motors) con el escándalo de las emisiones de óxidos de nitrógeno, el fabricante lo negó todo. Ha vuelto a ocurrir, en un análisis encargado por una TV alemana.

    Un laboratorio de pruebas suizo, a petición de la ONG Deutsche Umwelhilfe, realizó en octubre un análisis de emisiones del Opel Zafira Tourer 1.6 CDTI. El resultado fue que las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) podían ser hasta 17 veces superiores al límite de 80 mg/km que impone la normativa Euro 6, en función de si se usaban dos o cuatro ruedas en movimiento en banco de rodillos.

    Opel denegó la validez de las pruebas y que sus coches tuviesen métodos para detectar que se estaban haciendo pruebas oficiales. Los ingenieros de Opel hicieron nuevas pruebas a continuación, y añadieron que los valores de emisiones de dióxido de carbono (CO2) están dentro de los límites legales, con un 10% de tolerancia, menos de 119 g/km. Opel afirma que la KBA audita sus coches de vez en cuando, la última vez fue en primavera, y no encontraron nada anormal.

    La autoridad de certificación KBA está haciendo sus propias pruebas para deshacer el empate

    Ahora viene el segundo asalto. Según el programa "Monitor" de la cadena Das Erste ("la 1") de la ARD alemana, las emisiones de CO2 en las pruebas internas del fabricante del Zafira Tourer son un 15% superiores de media a las declaradas: 125 g/km en vez de 109 g/km, el valor homologado, y por encima de los 119 g/km tolerados.

    "Monitor" encargó sus propias pruebas de emisiones, y la desviación ha subido al 20%: casi 131 g/km de CO2. Opel cree que "Monitor" no ha hecho bien sus cuentas respecto a lo que es un valor válido o fuera de la legalidad.

    Prueba de emisiones de gases realizada en octubre para DUH en un laboratorio de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berna (Suiza)

    En el programa de televisión se comenta -en la medida que mi alemán me permite entender- que los resultados varían en función del preacondicionamiento del coche a las pruebas, y de si el Zafira Tourer ha salido a carretera, por la temperatura de funcionamiento.

    Además, el programa "Monitor" justifica sus afirmaciones con papeles oficiales aparentemente firmados por los ingenieros de Opel, que avalarían su versión. Hay un detalle interesante, y es que según la jurisprudencia alemana, una desviación superior al 10% en la homologación implica que el consumidor tiene derecho a un reembolso del precio del coche.

    Eso explicaría el interés de Opel en decir que sus pruebas internas confirman que el Zafira Tourer 1.6 CDTI se mantiene dentro de ese 10% de discrepancia. Además, hay otras implicaciones, superar ciertos valores de CO2 significa que no se han pagado los impuestos correspondientes en la matriculación. Las autoridades podrían condenar a GM a pagar esos impuestos, ya que los consumidores actuaron de buena fe.

    Opel se defiende insistentemente en forma de nota de prensa:

    "En nuestra opinión, este tipo de cobertura ni es es objetiva ni rigurosa, y solo tiene la intención de confundir a los consumidores y dañar la reputación de Opel. El magacín de televisión Monitor ha sido aparentemente influenciado por Deutsche Umwelthilfe, cuyas acusaciones han sido ya desmentidas por falsas e incorrectas en numerosas ocasiones"

    No es la primera vez que un programa de televisión se mete en el ajo del "Dieselgate". La BBC emitió un reportaje en octubre en el que se demostraba que tanto el Volkswagen Passat 2.0 TDI como el Ford Focus 1.5 TDCi emitían más óxidos de nitrógeno y más dióxido de carbono de lo que se esperaba, ambos modelo eran Euro 6.

    Posteriormente, la marca Vauxhall (Opel en Reino Unido) también tuvo que defenderse de las acusaciones del programa "Panorama" de la BBC el 23 de noviembre, en el que se afirmaba que el Zafira Tourer 1.6 CDTI excede los límites legales de NOx por dos veces y media (y no 17 veces). La nota de prensa decía que no se realizaron las pruebas correctamente, es decir, no se hizo bien el preacondicionamiento.

    Ya son tres las pruebas que comprometen a General Motors (de DUH, de la BBC y de la ARD), y siguen negando la mayor. La KBA tiene que pronunciarse para ver si definitivamente el escándalo implica a Opel, o si solo hablamos de discrepancias en el protocolo técnico de homologación de emisiones.

    Fuente: Monitor - ARD

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto